Las autoridades de socorro de República Dominicana informaron hoy que el país empieza a normalizarse tras el paso cercano del huracán Matthew, aunque el número de desplazados aumentó a 37.809 y a 54 las comunidades incomunicadas. 

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) dejó a un lado la alerta roja (máxima) para buena parte del territorio, y colocó en amarilla (intermedia) a 24 provincias y en verde (mínima) a otras siete, ante eventuales inundaciones repentinas y crecidas de ríos arroyos y cañadas.

El Ministerio de Educación dispuso la reanudación de la docencia para mañana jueves, al considerar que los planteles están aptos para recibir a los alumnos.

A pesar del alejamiento del fenómeno, que azotó Haití, el oriente de Cuba y se dirige hacia las Bahamas, las lluvias asociadas a su paso continuarán al menos 36 horas más sobre territorio dominicano, agregó el organismo.

Asimismo, se mantiene la prohibición para la navegación, así como el uso de playas y ríos en todo el país.

Matthew afectó a 3.715 viviendas, así como a seis puentes y dejó sin electricidad varias horas a miles de personas, principalmente en la región suroeste y oeste de República Dominicana.

El huracán se debilitó hoy ligeramente en su avance sobre el archipiélago de las Bahamas, aunque se espera que se fortalezca esta noche, cuando enfile hacia la costa este de Florida, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU.

En su boletín de las 24.00 GMT, el NHC indicó que Matthew es todavía un ciclón de categoría 3 que se mantiene fiel a su desplazamiento hacia el noroeste, todavía con una velocidad de 12 millas por hora (19 km/h).

El huracán presenta ahora vientos máximos sostenidos de 115 millas por hora (185 km/h), y se encuentra a 360 millas (580 kilómetros) al sureste de West Palm Beach, en Florida (EE.UU.).

Se espera que el ciclón mantenga esta trayectoria en las próximas 24 o 48 horas, por lo que Matthew atravesará el archipiélago de Bahamas hoy y mañana, para situarse "muy cerca de la costa este de Florida el jueves por la noche", resaltaron los meteorólogos del NHC, con sede en Miami.