La jornada de reflexión previa a la celebración de las elecciones generales en República Dominicana transcurrió con tranquilidad y estuvo marcada por la actividad de los observadores internacionales, ante quienes comparecieron seis de los ocho candidatos a la Presidencia del país.

La Junta Central Electoral (JCE) organizó una actividad en un hotel de la capital, y que comenzó con la intervención del actual presidente de la República y candidato a la reelección por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Danilo Medina.

El mandatario reconoció que realizando un escrutinio manual de los votos además del electrónico, los resultados de las elecciones de mañana serán más fiables; una cuestión, la del cómputo de sufragios, que fue recurrente en las exposiciones de los candidatos ante los observadores.

La oposición dominicana y algunas organizaciones de la sociedad civil estuvieron reclamando a la JCE que, además se aplicar la cuenta electrónica, que se utiliza por primera vez en el país, se haga un cómputo manual de los sufragios en los tres niveles de votación (presidencial, congresual y municipal), petición a la que la que el pleno de la institución accedió hace solo dos días.

También hablaron ante los observadores los candidato presidenciales Elías Wessin Chávez, por el Partido Quisqueyano Demócrata (PQDC); Minú Tavárez Mirabal, por la Alianza por la Democracia (APD); Soraya Aquino, del Partido Unión Nacional (PUN), y Guillermo Moreno Alianza País.

Una comisión encabezada por aspirante a la Vicepresidencia por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Carolina Mejía, representó al candidato presidencial Luis Abinader, mientras que los contendientes por el Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD), Hatuey De Camps, y por la Fuerza Nacional Progresista (FNP), Pelegrín Castillo, no acudieron al evento, aunque estaban convocados.

Otros aspectos señalados en la mayoría de las intervenciones fue la necesidad de contar con una Ley de Partidos, o las críticas por el reparto desigual de los recursos entre las distintas formaciones para sus respectivas campañas.

También hubo algunas denuncias, como la de Wessin Chávez, que acusó al oficialismo de seguir haciendo campaña en la jornada de reflexión, o la expuesta por Moreno sobre la compra de cédulas durante el periodo electoral.

Los observadores presentes en esta actividad son parte de los 300 delegados de siete misiones internacionales, que se suman a la actividad de otros 3.000 observadores locales.

Tras las comparecencias de los candidatos, la misión de la Unión de Naciones Sudamericana (Unasur) elaboró y entregó a la JCE su primer informe previo a los comicios, para cuyo desarrollo, el órgano electoral ha establecido una serie de medidas, como la prohibición de venta de alcohol desde 24 horas antes del comienzo de la jornada.

Desde el viernes, unos 63.000 efectivos de la Policía Militar Electoral se encuentran acuartelados para garantizar la seguridad, tanto en la jornada de reflexión, como durante las votaciones en los 16.067 colegios electorales, administrados por unas 80.000 personas.

Además de presidente y vicepresidente, los dominicanos elegirán el domingo a senadores, diputados, alcaldes y numerosos cargos municipales en unos comicios en los que las encuestas auguran un triunfo claro de las fuerzas del Gobierno, el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Un total de 24.442 aspirantes buscan conquistar el domingo las 4.106 posiciones electivas para los próximos cuatro años.

A las elecciones están convocados 6.765.136 votantes, incluyendo los dominicanos que residen en el exterior, habilitados para elegir al próximo presidente del país y a su vicepresidente, así como a 3.842 puestos municipales, 262 congresuales y los 20 diputados y sus suplentes al Parlamento Centroamericano (Parlacen).