Autoridades dominicanas y haitianas informaron hoy que tratan de conciliar los conflictos, en ocasiones violentos, que se han registrado entre ganaderos de ambos países por el constante robo de animales en la frontera.

Los ganaderos dominicanos acusan a haitianos de cruzar clandestinamente a territorio nacional para sustraer animales.

Sin embargo, los haitianos denuncian que dominicanos han entrado de manera oculta a su país, supuestamente con armas de fuego, en busca de animales que les han sido robados en fincas de Dajabón, Montecristi y otras localidades dominicanas cerca de Haití.

Los criadores de animales dominicanos y haitianos se reunieron este domingo con autoridades de las dos naciones y plantearon la necesidad de que se diriman los conflictos que provoca el robo de ganado.

El presidente de la asociación de ganaderos de Dajabón, Edwin Fondeur, planteó a las autoridades castrenses y civiles dominicanas garantizar mayor seguridad en la línea limítrofe de los dos países.

El ganadero dominicano Julio Peña denunció que en su comunidad de Carbonera, a escasos metros del territorio haitiano, hay denuncias de 196 reses robadas y que la mayoría fueron trasladadas a Haití.

El representante de la Asociación de Ganaderos del municipio de Restauración (Dajabón), Ramón Alberto Rumano, denunció a medios locales, que los cuatreros haitianos y dominicanos que operan en la frontera común de las dos islas caribeñas, siguen robando.

No obstante, los ganaderos haitianos Onsi Pierre y Calixto Oguí denunciaron que en las comunidades de Sanché, Cañongo, hay varios ganados de haitianos que "han sido sustraídos en territorio haitiano".

En ese sentido, el cónsul haitiano en Dajabón, Claude Joauzard, pidió a las autoridades dominicanas que gestionen la devolución de las reses que se encuentran retenidas por ganaderos dominicanos en las localidades de la Vigía, Carbonera, Cañongo, Sanché, en las fronterizas provincias de Dajabón y Montecristi.

El funcionario haitiano dijo que espera respuestas convincentes, porque está sometido a presiones en su país para que los animales que se encuentran en territorio dominicano sean entregados a sus dueños.