Ante la grave situación por la que pasa el país antes la presencia del zika virus, el Colegio Médico Dominicano (CMD) y los representantes de otros gremios del sector mantienen su llamado al paro para hoy miércoles y el jueves con demandas reivindicativas.

En virtud de estos acontecimientos, representantes de otros sindicatos del sector salud rechazaron ayer la convocatoria a huelga en los hospitales públicos, por considerarlo importuno en momento en que el país está amenazado por la presencia del virus.

El presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de Enfermería (Sinatrae), Julio César García Cruceta, argumentó que ni es el momento ni se han agotado todas las alternativas para exigir mejores condiciones para los servidores del sector salud.

“Nos oponemos al paro porque aún no se han agotado los espacios de diálogo con las autoridades, y es contraproducente por la amenaza del zika virus, confirmado ya en el país, el cual impactará a la gran mayoría de la población”.

Se declaran en guerra contra el virus

La llegada del zika al país mantiene a las autoridades  del Ministerio de Salud Pública  junto a una gran cantidad de fuerzas gubernamentales en un trabajo en conjunto, para radicar este virus del territorio, que a la fecha se prevé generará una masiva epidemia.

El mosquito que causa dengue, chikungunya y ahora el zika, tres enfermedades que se alojaron en muchos hogares dominicanos, se mantiene como el tema principal en los medios de comunicación y en muchos de los países de América, por su gravedad para las mujeres embarazadas en sus primeros meses de gestación, niños y envejecientes.

Luego de la confirmación de los 10 casos de las 27 muestras  que fueron enviadas al Centro de Control y Prevención  de enfermedades de EE.UU. y la llegada a los hospitales de pacientes que dicen sentir parte de los síntomas, República Dominicana se encuentra movilizada en operativos de limpieza y orientación.

Entre los trabajos en conjunto que se están generando figuran las fuerzas armadas y la Policía Nacional que han puesto en marcha un operativo al nivel nacional para impedir la propagación del virus mediante el vector que transmite estas enfermedades virales.

En esas operaciones que han sido ordenadas por el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Salud y por instrucciones del presidente, Danilo Medina, participan unidades de la Armada y del Ejército y algunas se centran en zonas de la frontera con Haití.

El Ejército está acuartelado

Según informó ayer un portavoz de esa rama de las fuerzas armadas “todos los soldados están en operaciones de limpieza, las cuales se complementarán  con fumigaciones coordinadas con el Ministerio Salud Pública”.

Desde el domingo, mediante un comunicado de la Armada, se  indicó que las fumigaciones comenzaron en recintos navales y en poblaciones que les rodean para prevenir la propagación del mosquito, con la participación de más de 600 efectivos.

También se están realizando fumigaciones en aguas estancadas de diversos barrios de la capital y de la provincia de Barahona, en el sur.

“La Armada no escatimará esfuerzos de ninguna índole a fin de continuar apoyando esta causa”.