Philip Hammond, secretario de Relaciones Exteriores de Reino Unido instó a todos los ciudadanos británicos que se encuentran en Túnez a abandonar el país, debido la gran posibilidad de otro ataque terrorista.

Hammond estima que hay hasta tres mil turistas británicos y algunos residentes británicos en Túnez.

Las autoridades creen que es muy probable que se repita otro atentado.

La oficina de Relaciones Exteriores cree que a pesar de las medidas de seguridad que se están tomando en Túnez, esto no confirma que el país sea seguro para los turistas.

Hammond afirmó que las agencias turísticas están ayudando a organizar vuelos que den la posibilidad a los británicos de agilizar su partida del país africano, informó el canal británico “BBC”.

El mes pasado en la playa de un hotel de Susa, un presunto terrorista del Estado Islámico dejó a 38 personas muertas, entre ellos turistas británicos.