El referéndum sobre la independencia de facto de Cataluña se llevará a cabo este domingo, 27 de septiembre. Liderando la coalición independiente, la Junts pel Sí (Juntos por Sí. - Ed.) ha prometido un estado catalán dentro de los próximos 18 meses si gana en las elecciones parlamentarias. Las encuestas pronostican que dos partidos a favor de la independencia JxSÍ y los radicales de izquierda Candidatura d'Unitat Popular (Candidatura de Unidad Popular -. Ed.), en realidad, tienen grandes posibilidades de ganar la mayoría absoluta. Madrid ya ha obstaculizado los esfuerzos para celebrar un referéndum sobre la independencia. Karlo Basta, profesor asistente de ciencias políticas en la Universidad Memorial de Terranova, Canadá, da su visión a este medio.

¿Cuál es la importancia de esta elección?
 –Dependerá del resultado. Una mayoría secesionista de escaños en el Parlamento catalán puede significar el inicio de un período largo de incertidumbre política y económica en la cuarta mayor economía de la zona euro. Si Cataluña se las arregla para separarse de España, esto puede tener efectos de demostración con otros movimientos separatistas. Por lo tanto, el potencial impacto político y económico de esta elección se extiende mucho más allá de las fronteras de España y la Unión Europea.

¿Cuál es la diferencia entre los movimientos separatistas catalanes y escoceses/canadienses?
– La diferencia más obvia no está en los movimientos separatistas, sino más bien en la respuesta de los gobiernos centrales. En Canadá y el Reino Unido, los gobiernos no trataron de impedir que se celebrara el referéndum sobre la independencia. El gobierno central español en virtud de Mariano Rajoy ha sido firme en su negativa a contemplar esa medida. Es por esto que los separatistas catalanes han convertido las próximas elecciones en un referéndum de facto.

¿Por qué Cataluña y España están entrando ahora en un territorio desconocido, en tu opinión?
– Debido a que la secesión unilateral aún no se ha intentado en un país desarrollado, democrático, estable, y uno tan profundamente integrado con importantes organizaciones internacionales como la Unión Europea. Las secesiones unilaterales son generalmente intentadas en estados menos estables y menos desarrollados. El resultado normalmente implica un cierto grado de conflicto, pero esto es difícil de prever en el caso de Cataluña y España.

Si la coalición de independencia catalana 'Juntos por Sí' recibe un mandato mayoritario, ¿qué pasará?
 – El plan de 'Juntos por sí' es poner en su lugar las condiciones legales e institucionales para la independencia unilateral dentro de un año y medio. Al final del proceso, una nueva Constitución se sometería a un referéndum y la declaración de independencia seguiría. La línea oficial del 'Juntos por Sí' es que Cataluña independiente lograría permanecer en la UE y mantener el euro. El gobierno central de España ha repetido que usará cualquier medio legal que tiene a su alcance para evitar la independencia de Cataluña, que califica de ilegal e inconstitucional. También ha reiterado que la independencia significaría que Cataluña perdería adhesión a la UE y tendría que volver a postular.

¿Qué cambiaría en España si Cataluña se declara independiente?
– Esto es difícil de predecir, pero dos factores destacan. Cataluña es una de las regiones más ricas y pobladas de España y sin ella, el PIB per cápita del país caería. Esto significa que la capacidad redistributiva del gobierno central es casi seguro de encogerse. La otra posible consecuencia de esto se refiere a la otra región que ha exhibido históricamente tendencias secesionistas, el País Vasco. Si la secesión unilateral de Cataluña tiene éxito, los vascos podrían intentarlo en el futuro.

¿Cuáles son las posibilidades del 'Juntos por sí'?
– Las últimas encuestas de opinión sugieren que 'Juntos por sí' podría estar cerca de obtener los 68 escaños necesarios para la mayoría parlamentaria. Incluso si se quedan cortos, otro partido de la independencia, la ' Candidatura de Unidad Popular', recibiría suficientes para llevar el total de todos los partidos secesionistas sobre el umbral de la mayoría. Sin embargo, todos los partidos independentistas en su conjunto probablemente no obtendrían una mayoría de votos. Mucho dependerá de la participación de los votantes. Históricamente, los residentes en Cataluña con raíces en otras partes de España han tendido a mantenerse alejados de las urnas en mayor número que los nacionalistas catalanes. Cuanto menor sea la participación, más fuerte serán los resultados de los partidos secesionistas.