Los organismos de seguridad de la República Dominicana aumentaron la vigilancia en la frontera con Haití en víspera de la celebración mañana en este último país de elecciones generales.

La vigilancia fue aumentada con personal del Ejército Nacional y el Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront), así como de otros organismos de seguridad del Estado, informaron a Efe fuentes oficiales.

Sin embargo, el mayor número de personal de seguridad se observa del lado haitiano, donde esta noche hay agentes de la Policía Nacional de Haití apostados en su portón fronterizo y a la orilla del río Masacre que separa a los dos países por el norte dominicano.

Desde ayer viernes haitianos comenzaron a viajar al vecino país para votar en las elecciones.

Miembros del cuerpo élite de la Policía Nacional de Haití, muchos de ellos enviados a Ouanaminthe desde Puerto Príncipe, capital de Haití, recorren esta noche con armas largas, cortas y gases lacrimógenos zonas limítrofes de su país con República Dominicana como medida de prevención.

Algunos haitianos entrevistas por Efe mostraron su escepticismo ante la organización de los comicios e, incluso, algunos aseguraron a Efe que al menos tres urnas supuestamente desaparecidas esta noche en Ouanaminthe y Fort Liberté, cerca de la República Dominicana, por activistas políticos.

Los haitianos están llamados mañana a las urnas para elegir presidente en primera vuelta y votar en la segunda ronda de las legislativas y las municipales.

Los resultados de los sondeos indican que será necesaria una segunda vuelta el 27 de diciembre para definir quién será el nuevo presidente, pues ninguno de los aspirantes, casi medio centenar, obtendrán la mayoría necesaria en primera instancia.