El regidor del Partido Revolucionario Moderno (PRM) Waldy Taveras calificó como un acto de ilegalidad la solicitud que hicieran en días pasados seis regidores para que se les otorgue una pensión por sus labores en la administración pública.

Los regidores que requieren estas pensiones, que según Taveras van desde 70,000 hasta 80, 000 pesos son Alex Núñez, Juan de Jesús Blanc Féliz, Rolfi Rojas Guzmán, Nahúm Eligio Columna Pozo, Rosanna Miguelina Delgado y Consuelo del Carmen Despradel.

“Hay un grupo de unos seis regidores que están solicitando que se les otorgue una pensión. Los servidores municipales no tienen plan de pensión adicional o complementario como establece la Ley de Seguridad Social. Es una acción ilegal porque se están basando en disposiciones que estaban vigentes previo a la ley de seguridad”, dijo Taveras en declaraciones a este medio.

En ese sentido, el funcionario municipal subrayó que “las pensiones son fondos a los que las personas tienen derecho cuando han aportado a un fondo determinado y en el ayuntamiento no hay fondos de pensiones, por lo tanto es imposible otorgar pensiones con cargo al presupuesto municipal porque la ley lo impide”.

Taveras se refiere a la anterior Ley de Seguridad Social en la que los citados regidores amparan su solicitud, que actualmente está siendo observada por una comisión del ayuntamiento.

“¿Qué es lo que se hace? El ayuntamiento del Distrito Nacional tiene una serie de pensionados desde antes de formularse la Ley de Seguridad Social y los asume dentro del rango de ayudas y donaciones, pero al promulgar esta nueva ley no es posible que se otorguen pensiones porque eso va a significar aproximadamente más de medio millón de pesos por mes con cargo al presupuesto”, detalla.

Consuelo cuenta a Metro las razones de su solicitud

La regidora Consuelo Despradel, por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), afirma que su solicitud se basa en sus 20 años de trabajo en la administración pública.

En una entrevista concedida a este medio, Despradel aclaró que ha estado en contacto con Taveras y que desconoce los casos de los otros compañeros, pero sostiene que su demanda tiene como fundamento las pruebas certificadas de sus 14 años en el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa) y en la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), además de seis años en el Ayuntamiento Nacional.

“Waldy me estuvo hablando sobre eso pero exactamente no sé cuál fue la decisión que se tomó en torno a eso, sinceramente. Él me dijo que había un grupo de personas, entre las que estoy yo, que habíamos pedido la pensión nuestra pero que el ayuntamiento no tenía dinero. Eso fue lo que él me comentó (…) No sé de los demás regidores, sí de lo mío. Yo lo que estoy es solicitando mi pensión como empleada pública de 20 años trabajando. Presenté todos mis certificados de las referidas instituciones”, recalcó la también periodista.