La tragedia aérea en la que murieron 71 personas, entre ellas la mayoría del plantel del Chapecoense, sigue entregando símbolos, historias y pena. Como la del tatuaje que varias parejas de los jugadores se hicieron hace algunos días: un avión dibujando un corazón.

Varios medios han informado que esta idea surgió debido a un viaje que tenían planificado para el 9 de diciembre. Infobae publica que “Rosangela Maria Loureiro, esposa del capitán del equipo brasileño, Cleber Santana, que lleva el tatuaje en su hombro izquierdo, contó que tenían programado un viaje el 9 de diciembre a Punta Cana, en República Dominicana, junto a otras 12 parejas.

El entusiasmo por el viaje era tal que las esposas de los jugadores formaron un grupo de Whatsapp para intercambiar detalles y muchas decidieron hacerse el mismo tatuaje grupal: un avión en vuelo que forma un corazón”.

“Todos prometimos hacernos el mismo tatuaje: un corazón y un avión”, dijo Loureiro según destaca Marca.

Rosangela también contó que en las primeras conversaciones entre las parejas de los jugadores “comentamos que preferiríamos haber muerto todos juntos para no pasar por este sufrimiento solas”.