Junto con los actos protocolares por la celebración del aniversario 172 de la Independencia Nacional, el presidente Danilo Medina acudirá este sábado 27 de febrero ante la reunión conjunta de las cámaras legislativas para su última rendición de cuentas del período 2012-2016, en un contexto de campaña política, en la que el mandatario busca la reelección por cuatro años más.

La lucha por su permanencia en el poder hace prever que el jefe de Estado emitirá un discurso similar al que pronunció en el acto de proclamación de su candidatura por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), el 31 de enero.

Si así lo hace se concentrará en la exposición de una obra de gobierno que, a su juicio, ha transformado al país y ha aportado a la superación de la pobreza, a través de sus metas presidenciales, que componen sus programas estrella: la tanda extendida en la educación pública y la inversión del 4 % en en esa área, las visitas “sorpresa” a productores y comunidades humildes del campo y la ciudad, el sistema de seguridad 9-1-1 y el plan de alfabetización.

Esta comparecencia ante el país y el Congreso, por darse en un año electoral, enfocará hacia sus discursos los ojos y las críticas de la oposición política.

Se da en momentos en que  varios hechos y corrientes de opinión pública reclaman del Gobierno mayor inversión en salud, con un calendario de protestas en pie de parte de los profesionales del sector, las quejas sobre la inseguridad ciudadana, el debate permanente de los escándalos de corrupción y el agravamiento de la crisis del sistema eléctrico.

Mañana a las 10:00, Medina hará su alocución en la sede legislativa; al mediodía habrá un tedéum por la Independencia Nacional en Catedral Primada de América y a las 4:00 un desfile militar en la avenida George Washington, por igual motivo.