El ministerio de Relaciones Exteriores suspendió hoy de sus funciones al diplomático Francis Lorenzo, embajador adjunto del país ante las Naciones Unidas, vinculado junto a otras cinco personas en un caso de presunta corrupción y violación de leyes estadounidenses.

La cancillería informó hoy en un comunicado que la medida se acoge a las reglamentaciones que para estos casos rigen la carrera diplomática y consular dominicana, y que se mantendrá hasta que se produzca una sentencia judicial condenatoria en contra del diplomático Lorenzo.

"Este ministerio lamenta la situación que envuelve al diplomático dominicano en la ONU, quien desde su designación el 3 de septiembre de 2004 ante la Misión Permanente se había desempeñado en diversas funciones ante el organismo multilateral, explica el ministerio.

El expresidente de la Asamblea General de la ONU John Ashe y otras cinco personas, incluido Lorenzo, fueron ayer detenidas en el marco de un multimillonario caso de corrupción.

Según documentos hechos públicos por la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Nueva York, Ashe está acusado de recibir más de 500.000 dólares en sobornos por parte de un constructor que buscaba desarrollar un centro de conferencias de las Naciones Unidas en el territorio chino de Macao.

También se habría embolsado más de 800.000 dólares de parte de empresarios chinos para apoyar sus intereses en la ONU y en Antigua y Barbuda, su país de origen y al que representaba ante la organización.

Tanto el diplomático, que presidió la Asamblea de la ONU entre 2013 y 2014, como el resto de acusados están bajo arresto.