Un gato de aproximadamente dos meses de edad fue hallado con graves lesiones y teñido de púrpura por un refugio de animales en California.

Para que recibiera un mejor tratamiento fue trasladado a la fundación Nines Lives, a cargo de la veterinaria Mónica Rudiger, donde tienen la hipótesis de que “Pitufo”, como lo bautizaron, fue utilizado como cebo en el entrenamiento de perros de pelea.

"He visto gatitos ser utilizados como cebo y juguetes para masticar para otros animales", dijo la doctora al sitio dedicado animales "The Dodo".

A pesar de que “Pitufo” fue afeitado completamente, sigue siendo de color púrpura, ya que se cree fue teñido con un líquido de ropa sin diluir.

Decenas de personas han expresado su interés por adoptarlo. Sin embargo, la fundación explicó que pasarán meses para que mejore y pueda vivir con alguien.