Las autoridades rescataron ayer el tercer y último cuerpo de los tres choferes reportados desaparecidos desde hace mas de 20 días en la zona de Guavaberry, Juan Dolio, y que fueron asesinados en diferentes fechas por una banda que operaba en el este del país.

El cadáver de Jari Wilson Rodríguez, quien residía en Sabana de la Mar, fue desenterrado al igual que los de David Polanco, chofer de la Asociación de Transporte Urbano (Astraur), y el de Germán Arredondo, recuperado este lunes.

De acuerdo al fiscal Enrique Estévez, los choferes eran contratados para un determinado viaje y luego asaltados por los malhechores que los trasladaban a punto de pistola hasta unos matorrales donde los asesinaban.

Los cuerpos estaban amarrados de pies y brazos, con una funda en la cabeza envuelta con cinta adhesiva, según las autoridades.

La Policía Nacional dijo horas más temprano, que apresó a Radhamés Antonio Ramírez y Hugo Antonio Zorrilla Alfonseca, este ultimo hijo del oficial de la uniformada en San Pedro de Macorís, a quienes señala como parte de la banda de asaltantes y criminales.