Moradores del residencial Villa Esperanza, de la avenida Jacobo Majluta, denunciaron ayer lo que calificaron como una estafa de los desarrolladores del proyecto, que hasta el momento no les han entregado sus títulos de propiedad.

Decenas de adquirientes se manifestaron ayer con pancartas y consignas contra la compañía Residencial Villa España y su representante Juan Alejandro Reyes, por supuesto  incumplimiento de contrato.

“Todos tenemos contrato de venta; de hecho, con plazo para entregarlos (los títulos de propiedad) y después de eso nos han mantenido de plazo en plazo”, contó a Metro Simona Vicioso, residente en el lugar.

Vicioso tiene ocho años de haber comprado, con la confianza de que estaba tratando con una empresa establecida y de que pronto contaría con el aval de su inversión. Sin embargo, hay otras personas que tienen hasta 12 años de haber comprado y todos se encuentran en la misma situación, según denunciaron ayer en su manifestación en la entrada del complejo habitacional.

“Ha habido demandas, muchas de ellas individuales, hemos hecho protestas, hemos llamado a diálogo, hemos visitado muchas instituciones, pero hasta ahora no ha habido ningún resultado”, se quejó Vicioso.
Los adquirientes más recientes han comprado solares con un valor de hasta cuatro mil pesos por metro, sin poder asentar hasta ahora su derecho de propiedad, contaron.
 

Adler Valdez, por ejemplo, asegura que tiene inmuebles allí valorados en más de siete millones de pesos.

Sostuvieron que hay al menos 70 personas afectadas por esta irregularidad.

“En el caso mío yo hace más de seis años que compré, tengo invertido ahí más de seis millones de pesos y no he obtenido ningún título todavía, y no debo ni un centavo, ya yo pagué, tengo mi contrato y mi carta de saldo”, sostuvo German Romero, otro de los afectados.

Los moradores de Villa España calificaron el caso como una estafa debido al estado de indefensión en que han quedado, con inversiones millonarias, sin poder presentar una constancia que certifique sus derechos sobre esos inmuebles.