El Estadio Cibao, de Santiago, fue testigo ayer del éxito de una nueva versión de Quiéreme como Soy, que gestiona apoyo no sólo económico sino además emocional y de inclusión para niños y jóvenes con discapacidades.

La “Tempodrada de Cariño”, como la denominaron sus organizadores, abrió con éxito, no sólo por la amplia participación de figuras del arte, el deporte y la política, sino también por la asistencia masiva de personas de diferentes edades, que adquirieron sus camisetas y sus entradas al parque del equipo santiaguero de pelota, Las Águilas Cibaeñas, que cedieron su casa para esta fiesta de la solidaridad.