Luego del accidente del pasado sábado, en Sánchez, Samaná, la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet) informó, tras una labor investigativa, que el responsable del choque en el que fallecieron al menos 18 personas fue el conductor de la patana.

Los técnicos da Amet detallaron que Ronald Liriano invadió el carril contrario, provocando así un impacto frontal con el camión Daihatsu que transportaba un grupo de evangélicos que retornaban de un culto.
El vocero de la entidad reguladora del tránsito terrestre, Diego Pesqueira, manifestó que Liriano aún está ingresado en un hospital de Nagua, pero que será sometido a la Justicia.

“Tan pronto su estado de salud sea adecuado, (el conductor de la patana) será puesto a disposición del Ministerio Público, a través de Tribunal de Tránsito”, indicó.

La mayoría de los heridos reciben atenciones en hospitales de Nagua, San Francisco de Macorís e incluso Santo Domingo.

Tres días de duelo

Por el fatal accidente, el Ayuntamiento de Sánchez declaró tres días de duelo, debido a la gran consternación y dolor que reina en el lugar.

Durante los tres días estarán prohibidas las ventas de bebidas alcohólicas y todas las actividades festivas, por disposición de la Sala Capitular local, cuyos integrantes sostuvieron una reunión de emergencia para decidir acciones en torno a tan lamentable situación.

De acuerdo con el alcalde de ese municipio, la medida se tomó con el objetivo de permitir que los familiares de los fallecidos lloren a sus seres queridos, además de crear un ambiente para que todos se sumen en solidaridad con el dolor que los embarga.