La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) tiene el compromiso de alcanzar una meta común en torno a la seguridad alimentaria y la erradicación del hambre en la región, aseguró hoy el canciller Andrés Navarro, en la apertura en Santiago de un foro sobre el tema.

Navarro, sin embargo, admitió que alcanzar ese propósito "no es una tarea fácil" y continúa representando un enorme desafío que implica acelerar las acciones de cambios que ya se están realizando en Latinoamérica y el Caribe.

"La tarea es ardua pero podemos hacerlo y lo vamos a hacer, a través de mejoras estructurales y la creación e implementación de políticas públicas más eficientes y 'focalizadas', que tengan un impacto directo en el campo, la población y la sociedad en su conjunto", afirmó el funcionario.

En ese orden, destacó el modelo "innovador y efectivo" de financiación a pequeños productores y el impacto multiplicador que este ha generado en el campo dominicano, ampliamente conocido como las 'visitas sorpresa' que implementa el presidente Danilo Medina.

El canciller Navarro abrió en Santiago la "Reunión de trabajo para avanzar en la implementación del plan para la seguridad alimentaria, nutrición y erradicación del hambre 2025" de la Celac, en el marco de la presidencia pro tempore del organismo regional que ostenta República Dominicana.

La Celac se ha propuesto erradicar el hambre entre sus países miembros hacia 2025, así como garantizar la seguridad alimentaria y la nutrición, con enfoque de género y estricto respeto a la diversidad de hábitos alimentarios.

En el encuentro, que se extenderá hasta el miércoles próximo, participan organismos como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), entre otros.