Las constantes investigaciones que rodean la construcción de la planta termoeléctrica de Punta Catalina no dejan de arrojar datos “sombríos”.

Además de la presunta corrupción por parte del Gobierno dominicano en la aprobación del contrato que favoreció a Odebrecht y la supuesta “ayuda” que recibió Danilo Medina de su asesor político Joao Santana, en representación de Odebrecht, para su campaña electoral, ahora se suma la sobrevaluación del contrato para la construcción de estas plantas de carbón.

De acuerdo con las últimas indagatorias acerca del proceso de aprobación y licitación del proyecto, la sobrevaluación está contenida “específicamente en el área de salarios aprobados por la Cámara de Diputados de República Dominicana”.  

El proyecto para la edificación de esta termoeléctrica detalla los montos que supuestamente deben recibir los trabajadores, los cuales están sobrevaluados, “en muchos de los casos, en más de mil veces superior a la cantidad reportada por el Comité Nacional de Salarios y el Ministerio de Trabajo” (antes Secretaría de Estado de Trabajo).  

Según las averiguaciones sobre el tema, los salarios por hora están valuados entre 18.55 dólares, (equivalentes a RD$770.3 por hora, sobre la base del tipo de cambio del año 2013, que se estimaba en 41.53)  que debía percibir un trabajador no calificado, hasta los 99.96 dólares por hora para un soldador (RD$4,151.3 por hora).

Al comparar estos sueldos con las cifras que establecía para 2013 (cuando se otorgó la licitación a Odebrecht) el Ministerio de Trabajo, queda en evidencia que los salarios han sido inflados “como parte de una estrategia para sobrevaluar el proyecto”.

En referencia a la cifras reales para 2013 del Ministerio de Trabajo, un trabajador no calificado solo devengaba 0.19 dólares por hora, lo que equivale a RD$7.8 pesos por hora, reflejando una “sobrevaluación de RD$762.5 pesos.

Sin embargo, aunque las investigaciones se centran en los salarios, “hay indicios de que los valores, tanto para maquinarias, materiales, servicios, así como otros productos, también reflejen cantidades infladas”.

Desde su inicio en 2013, el proyecto de la termoeléctrica de Punta Catalina presenta flancos débiles.
A pesar de que el Gobierno dominicano conocía las acusaciones por corrupción y lavado de dinero contra Marcelo Odebrecht, presidente del consorcio de construcción que lleva su apellido, aun así decidió “privilegiar” a Odebrecht con la licitación de la obra, pasando por alto la oferta de una empresa china para construir la planta en menos de la mitad del monto ofrecido por el consorcio brasileño.

El pasado 7 de julio de 2014, el Congreso Nacional dominicano aprobó el contrato para la construcción de la planta, justamente cuando Marcelo Odebrecht ya estaba bajo investigación por las autoridades brasileñas. La Cámara de Diputados aprobó el proyecto en un solo día, aun cuando se trataba de un documento con miles de páginas.

Detrás de la asignación del proyecto, así como de los manejos “irregulares” de los fondos destinados a la construcción, podría existir una caja de Pandora a punto de ser abierta.

Llama en gran medida la atención el interés de Brasil sobre República Dominicana, hasta el punto de que esta media isla es el cuarto cliente más importante del Banco de Desarrollo de Brasil (BNDES), entidad que se ofreció a dar un financiamiento de 656 millones de dólares para la edificación de la termoeléctrica, que se construye en Peravia, Baní.

Las relaciones entre el presidente Danilo Medina y el Gobierno brasileño también atraen suspicacia. En 2011, cuando Medina aún era candidato a la Presidencia, realizó su primer viaje a Brasil, donde se reunió con la presidenta Dilma Rousseeff, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y el director del BNDES, para discutir obras de infraestructura financiadas por esta entidad bancaria.

De acuerdo con la pesquisas levantadas a raíz del apresamiento de Marcelo Odebrecht, salió a la luz que este empresario, quien conocía perfectamente la agenda de varios presidentes de la región, influenciaba sus decisiones para favorecer a sus proyectos. Aparentemente, en la segunda visita diplómatica de Medina a Rousseff  (5 de agosto de 2012) fue donde se concretó todo lo relacionado con la obra y el “entramado” por el cual se le otorgó la licitación a Odebrecht Technimont.

Salarios “a pagar por Odebrecth” versus pagos establecidos por el Ministerio de Trabajo

Servicio ofrecido           Pago por hora según Odebrecht            Pago por hora según el Ministerio
Plomero                                    US$23.63 (RD$981.3)                       US$0.36 (RD$14.9)
Albañil                                      US$32.42 (RD$1,346.4)                     US$0.26 (RD$10.7)
Electricista                               US$29.25 (RD$1,214.7)                      US$0.33 (RD$13.6)
Mecánico                                 US$23.21 (RD$963.9)                         US$0.44 (RD$18.2)
Carpintero                               US$32.42 (RD$1,346.4)                       US$0.29 (RD$12.0)
Trabajador no calificado          US$18.55 (RD$770.3)                          US$0.19 (RD$7.8)
Cambio de acuerdo con la tasa vigente en 2013, RD$41.53 por US$1