El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Rosario, consideró hoy que el hecho de que Haití sea el país más pobre de América, no tiene derecho a actuar al margen del derecho internacional.

Roberto emitió sus consideraciones a través de su cuenta personal de la red social Twitter, un día después de que la República Dominicana llamara a consultas a su embajador en Haití, Rubén Silié, después de que las autoridades haitianas prohibieran la entrada a su país por tierra de más de 20 productos desde territorio dominicano.

"El hecho de que Haití sea el país más pobre de América no le da derecho a actuar al margen del derecho internacional. En buen dominicano, como 'chivo sin ley'", escribió el funcionario.

La Cancillería dominicana informó ayer en un comunicado que además de la llamadas a consultas a Silié, no descarta la ejecución de "otras medidas diplomáticas", como forma de rechazar la prohibición anunciada por Haití.

En el documento, el Gobierno dominicano aseguró que la disposición haitiana violenta acuerdos bilaterales alcanzados entre ambos países fronterizos, como el firmado el 10 de julio de 2014.

Entre los productos prohibidos por Haití desde la República dominicana se encuentran la harina de trigo, cemento gris, aceite comestible, jabón, detergente en polvo, detergente líquido o en espuma, agua potable, pintura y productos para carrocería de vehículos, mantequilla, manteca y herramientas para la construcción.

Otros productos prohibidos son las pastas alimenticias, tubos de plástico, sazón en polvo, bebidas gaseosas, cerveza, harina de maíz, tela o tejidos, equipos pesados para la construcción, utensilios plásticos, bizcochos y galletas.