El presidente Danilo Medina tiene el más alto interés en que las investigaciones que se realizan sobre el suicidio del arquitecto David Rodríguez García, ocurrido en un baño de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe), lleguen hasta las últimas consecuencias.

Así lo expresó hoy el portavoz del Gobierno, Roberto Rodríguez Marchena, quien defendió la integridad del actual director de Oisoe, Francisco Pagán, y la rápida acción emprendida una vez ocurrió la lamentable tragedia, al acudir en persona al Ministerio Público para exigir una investigación profunda.

"Tenemos que reconocer que el propio Francisco Pagán, que es un hombre eminentemente serio, honesto, inició la acción pública; es quien ha demandado de la Procuraduría para investigar el caso y que se apliquen las sanciones", afirmó el alto cargo.

Rodríguez Marchena fue categórico al decir que "el presidente de la República tiene la mayor disposición de que este caso llegue hasta las últimas consecuencias y cuando digo hasta las últimas consecuencias es que la Justicia tiene la más absoluta libertad para establecer las sanciones".

"De lo que el pueblo dominicano puede estar seguro es que habrá sanción", agregó el responsable de la Dirección General de Comunicación (Dicom), en una nota remitida por ese organismo.

Manifestó que el Gobierno continuará con el proceso de democratización de las obras de construcción, porque se trata de un proceso que ha permitido a muchos dominicanos participar de modo igualitario.

Rodríguez Marchena afirmó que el caso no ha causado ninguna crisis en el Gobierno, que de hecho es el primer interesado en que se dirima a profundidad a través de los canales de investigación y de ley pertinentes.

Explicó que durante muchos años las obras públicas eran asignadas grado a grado o a grandes empresas que garantizaban su cumplimiento a tiempo o grandes empresas calificadas de construcción.

"Al llegar, el presidente Danilo Medina, entendió que era necesario democratizar la asignación de las obras, porque había una cantera de pequeñas empresas de construcción, de ingenieros y arquitectos que necesitaban tener la oportunidad de acceder y ejercer su profesión y es así que se inician los sorteos de obras", puntualizó el funcionario.

Dijo que la política de sorteos de obras coincidió por primera vez en un Gobierno dominicano con la aplicación del 4 % del Producto Interno Bruto (PIB) a la educación.

"Por lo tanto, la política de democratización en la asignación de obras públicas coincide con la aplicación del 4 % del PIB a la educación y se juntan esos dos factores. Lo que sucede después es que el Gobierno a través del Ministerio de Educación, Obras Públicas, la Oisoe comienza un intensivo proceso de construcción de escuelas, lo que iba en armonía con el compromiso del presidente Danilo Medina de campaña, de construir 28 mil aulas", explicó.

Esto así para que se pudiera descongestionar las aulas ya existentes y pasar de una escuela que tenía tres tandas, con un uso intensivo en su estructura escolar, a una sola tanda, la jornada escolar extendida, que incluyera a su vez, desayuno, almuerzo y merienda.

Rodríguez Marchena fue enfático al expresar que el Gobierno de Danilo Medina logró una transparencia, una democratización en la asignación de obras y se logró la integración de muchos ingenieros y profesionales, sin tener en cuenta banderías políticas.

Destacó que simpatizantes del PRD y los que ahora lo son del PRM, que durante los gobiernos de Antonio Guzmán, Salvador Jorge Blanco y de Hipólito Mejía nunca consiguieron una obra del gobierno de su partido, ahora en la gestión del PLD han logrado conseguir una obra, a través de los concursos.

"Nosotros hemos resuelto muy bien el tema de la asignación de obras, pero todavía existe una debilidad institucional en el sentido del retraso de los pagos y al retrasarse los pagos, los vivos de siempre descubren oportunidades", puntualizó.

Rodríguez Marchena dijo que cuando se presenta atraso en los pagos aparecen "vivos" que aprovechan la coyuntura y algunos contratistas, desconociendo lo que significa la línea de crédito abierta en el Banco de Reservas, preferían tomar el dinero prestado a un vinculado a la Oisoe u otro prestamista, antes que ir a la línea de crédito que se había abierto.

Manifestó que la intención es fortalecer los controles para "que estos vivos no encuentren oportunidades, pero la política es correcta. Nosotros vamos a continuar con las políticas de democratización de las obras".

Por otro lado, indicó que ahora mismo Danilo Medina está interesado en trabajar. Sus funcionarios trabajan. Lamentó que el candidato de la oposición que ha criticado el programa de las visitas sorpresa, carezca de la sensibilidad para solidarizarse con la situación de los pobres que se benefician en el campo con estas visitas.