El portavoz del Gobierno, Roberto Rodríguez Marchena, informó que las autoridades aún no ha fijado su posición ante la solicitud hecha por los obispos dominicanos sobre posturas que habría asumido el embajador de Estados Unidos en nuestro país, James W. Brewster.

"Ahora mismo no tengo una posición, primero, porque no he hablado con el presidente Danilo Medina, y segundo, porque no tengo constancia de que se haya estudiado, analizado y ponderado la posición que manifestaron los obispos en la Conferencia del Episcopado", precisó el también director general de Comunicación de la Presidencia.

Sostuvo que la respuesta, que se dará en su debido momento, estará acorde con los sentimientos e intereses de los dominicanos y dominicanas.

Dijo que por el respeto que los obispos de la Iglesia católica merecen y la principalía que tienen en la sociedad dominicana, su solicitud debe ser estudiada y analizada con mucha serenidad.

"En política se requiere ser mecha larga. Usted tiene que tener un temperamento de mecha larga, porque si la tiene corta explota y dice tonterías. Tener la mecha larga es tener conciencia de que formas parte de un colectivo. Yo no puedo hablar a nombre de un colectivo al que pertenezco sin que ese colectivo haya fijado una posición", expresó.

Estimó que será el canciller de la República, Andrés Navarro, quien dará una respuesta a la solicitud de los obispos.

Entiende Rodríguez Marchena que el tema es un asunto delicado que involucra al Gobierno de los Estados Unidos.

"Es un asunto delicado, primero que involucra al embajador norteamericano, de un país con el que tenemos excelentes relaciones, y queremos seguir teniéndolas y segundo nos relaciona con la Iglesia católica en sus más altas instancias administrativas que son los obispos", expresó el portavoz del Gobierno.

Roberto Rodríguez Marchena dijo que la labor del Palacio Nacional y todas las instituciones gubernamentales se mantienen tan intensas como en años anteriores.

Manifestó que en nada ha variado ni se ha alterado la agenda de trabajo del Gobierno por el inicio de la campaña electoral y que por el contrario, es necesario trabajar más para atender las urgencias de la población.

"Actualmente la agenda se mantiene incólume; la vida sigue igual en el Gobierno y con mayor intensidad", sostuvo Rodríguez Marchena.

Con relación a la licencia que la oposición reclama que tome el presidente Danilo Medina, respondió que el gobernante no tiene que tomar licencia porque la ley no se lo exige y porque la gente lo que quiere es que el jefe de Estado gobierne más.

"La gente vive pidiendo más y más al presidente. La gente quisiera que Danilo gobernara 48 horas al día porque sabe del impacto benéfico de su acción como presidente de la República", indicó el portavoz del Gobierno.

Al ser preguntado en torno a si los funcionarios, como el ministro de Turismo y otros involucrados en la campaña electoral deberían tomar licencia, precisó que la ley electoral tampoco se lo exige y solo a aquellos funcionarios no electos que aspiran a cargos electivos.

Estas declaraciones fueron ofrecidas por Rodríguez Marchena al participar en el programa Hoy Mismo, conducido por los periodistas César Medina, Luisín Mejía, Oscar Medina, Danny Alcántara y Freddy Sandoval, por Color Visión.