El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Rosario, admitió hoy que la embajada de Estados Unidos llegó a presionar al organismo que dirige e, incluso, amenazó con retirarla el visado estadounidense.

En declaraciones a periodistas, Rosario dijo que "ciertamente" esta situación "ocurrió", pero la consideró de "normales".

"Él (el embajador de EE.UU, James W. Brewster), haciendo su labor de embajador, y yo de presidente de la JCE", subrayó el funcionario. Sobre el interés de embajadores de observar los comicios generales del 15 de mayo, Rosario señaló que éstos se pueden acreditar como invitados, pero no como observadores.

"Se les informó de que se permitirá que ellos tengan acceso a todas las mesas electorales, que ellos son representantes de estados y que cada vez que ellos dan una opinión se supone que la está dando el Estado que ellos representan" y que, por tanto, "cualquier informe que ellos tengan a quien deben remitirlo es a su Estado o al Canciller de la República", dijo.