La politóloga Rosario Espinal criticó el debate en el que han participado candidatos a la presidencia de la República, y afirmó que no cree que el mismo tenga mayor impacto electoral porque ha sido aislado y sin enfrentamientos.

Precisó que no quiere decir que no sea importante, pero que a su juicio, este debate no va a llamar mucho la atención.

"Deben concentrar la atención de la población cuando se va preparando, realmente aquí no ha habido una discusión de temas, ni intercambio de opiniones. Además, solo han participado los candidatos de los partidos de oposición, no estaban debatiendo entre ellos", dijo la experta en nota divulgada por el periodista Julio Martínez Pozo.

Espinal entiende que el formato presentado tampoco fue de debate, sino de que cada quien expusiera un punto de vista o un planteamiento, y respondiera a preguntas de los entrevistadores.

Explicó que no hubo un proceso de calentamiento previo que motivara al electorado a verlo, tras destacar que los discursos fueron muy largos, y que es difícil que la gente se siente dos horas y media a ver a los candidatos hablando.

Manifestó que estuvo bien que se hiciera, pero que lo correcto era que el candidato presidente participara.

"Es probable que se haya dicho más que el presidente Danilo Medina no fue, que se haya comentado lo que dijeron todos los candidatos participantes", expresó.

Consideró que si el presidente Medina hubiera estado ahí los demás candidatos habrían puesto los guantes de pelea. Cree que si el mandatario no participa la campaña se vuelve solo en 'spots' publicitarios, vallas, caravana y no habrá momentos reflexivos para que la gente vea la capacidad de los candidatos.

Opina que el momento más interesante del debate se produjo cuando Hatuey de Camps dijo que eso era solo un "bla, bla, bla", porque ahí no estaban las personas con las que había que debatir.