La candidata presidencial de la Alianza por la Democracia, APD, Minou Tavárez Mirabal, aseguró que no le parece extraña la respuesta del presidente de la Junta Central Electoral, Roberto Rosario, quien dijo que no acepta presiones de la oposición, pues “él sólo acepta presiones y recibe órdenes de parte del presidente de la República y el partido de gobierno”.

“La actitud del presidente de la Junta no nos extraña, conocemos su talante antidemocrático e intolerante y el país ha sido testigo de los atropellos, ilegalidades, trato discriminatorio e irregularidades cometidas por el órgano que debería garantizar el cumplimiento de la ley”, dijo.

Minou rechazó las afirmaciones de quienes piden tener fe ciega y confianza en la Junta Central Electoral, pues recordó que en la democracia no basta con tener confianza, sino que el árbitro debe dar garantía de cumplimiento de la ley y que la transparencia en el proceso es fundamental para la institucionalidad.

“La Junta Central Electoral no puede estar por encima de la ley, sus resoluciones no están por encima de la ley electoral, que es clara y precisa en cuanto a cómo se deben contar los votos y es lo que la Junta está obligada a cumplir en su totalidad y no a medias. Adicionalmente a ello, se puede utilizar cualquier otro método para transmitir los datos, pero no se puede faltar al cumplimiento de la ley”, expresó.

La candidata presidencial Minou Tavárez Mirabal señaló que la Junta Central Electoral ha sembrado el caos en la organización del proceso electoral al emitir por lo menos tres resoluciones diferentes, con instrucciones contradictorias y poco coherentes, sobre cómo deberán proceder los miembros de la mesa, lo que ha llevado a que muchos de éstos renuncien por la falta de información clara y por sentirse amedrentados por las autoridades de la Junta y delegados del partido de gobierno.