La organización internacional Reporteros sin Fronteras (RSF) solicitó a las Naciones Unidas, a propósito de celebrarse este 2 de noviembre el "Día Internacional para poner fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas", que establezca el puesto de representante especial del secretario general de la ONU para la protección de periodistas.

La entidad recordó que pese a las resoluciones adoptadas en este sentido por el Consejo de Seguridad y la Asamblea General de la ONU en los últimos diez años, el número de periodistas que han sido asesinados mientras realizaban su trabajo sigue siendo preocupante.

"En 10 años más de 700 periodistas han sido asesinados en el ejercicio de sus labores", destacó la entidad en nota de prensa envida a esta redacción.

RSF destacó que el 27 de mayo de 2015, cuando el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó la resolución 2222, el secretario general de Reporteros, Christophe Deloire, se dirigió a los representantes de los Estados miembros del Consejo de Seguridad para celebrar esta resolución histórica y para incitarlos a emprender acciones concretas.

"Si observamos el número de periodistas asesinados cada año, constataremos que estos avances jurídicos aún no se han traducido en los hechos", señaló Christophe Deloire.

"El problema de la seguridad de los periodistas no es el de una laguna jurídica sino la falta de medios necesarios para garantizar que la legislación se respete. Sólo podría producirse un verdadero cambio si existiera un representante especial, que trabajara en estrecha relación con el Secretario General de la ONU, que tuviera el peso político, la capacidad de actuar rápidamente y la legitimidad para coordinar todos los órganos de la ONU", agregó.

La labor principal del representante especial del secretario general de la ONU para la protección de periodistas sería supervisar que los Estados miembros de las Naciones Unidas respeten sus obligaciones respecto a la legislación internacional. El mandato de este representante especial podría inspirarse por ejemplo en el modelo del representante especial de la ONU para niños en conflictos armados.

Dar al representante especial un papel central y permanente al amparo del secretario general de la ONU, podría reforzar de manera significativa el plan de acción de las Naciones Unidas sobre la seguridad de los periodistas y la cuestión de la impunidad, precisó RSF.

Esto incluye, aseguró, todos los esfuerzos de la ONU llevados a cabo por la Unesco, el Consejo de Derechos Humanos, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), y el Relator Especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión, así como reforzar las acciones regionales del Consejo de Europa y de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"A pesar de los progresos registrados en esta área, aún queda mucho por hacer", afirmó Deloire.