El Ministerio de Salud instruyó a los directores de los servicios regionales de salud sobre el plan de respuesta que aplicarán tanto la red pública y los centros del sector privado frente a la posible entrada al país del virus del Zika, transmitido por el mosquito "Aedes aegypti", el mismo que contagia el dengue y el chikunguña.

En ese sentido, la ministra de Salud, Altagracia Guzmán Marcelino, encabezó una reunión con las principales autoridades de salud, donde indicó que están activos la Comisión Nacional de Emergencias, los Comités de Mitigación y Respuesta y el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica.

"Frente a esta amenaza, los lineamientos que se estarán ejecutando son principalmente la información que debe llegar a los profesionales y técnicos de salud, públicos y privados, patronatos y organizaciones no gubernamentales", dijo.

A la vez, señaló que el Ministerio de Salud "llevará las orientaciones pertinentes a esos servicios".

Guzmán Marcelino informó, además, que desde el nivel central se ha formado un equipo operativo de apoyo a las Direcciones Provinciales, el cual tiene la misión de garantizar la respuesta, la mitigación y la estricta vigilancia.

Al mismo tiempo, exhortó a la ciudadanía a eliminar permanentemente los criaderos para evitar la propagación del mosquito Aedes Aeyipti, transmisor del virus.

En la reunión participó el director de Gestión de la Salud de la Población, José Manuel Puello, quiem explicó que en primer orden se priorizará un diagnóstico apropiado y el manejo oportuno de los casos que se puedan presentar.

Puello resaltó que el diagnóstico de la enfermedad es fundamentalmente clínico y que la infección puede cursar de manera asintomática en 25 por ciento de los casos o también presentarse con una clínica leve a moderada.

El funcionario dijo que en caso de ser afectados por la enfermedad, la taza de hospitalización se espera sea más baja que la del dengue y chikunguña, pero que la cantidad de casos podría desbordar la capacidad de respuesta de los servicios, por lo que se toman precaución y se prepara los centros de salud para el manejo efectivo y oportuno.