Con una inversión que supera los 70 millones de pesos durante el presente año 2015, el Ministerio de Salud garantiza los métodos anticonceptivos en el Cuadro Básico de Medicamentos Esenciales (CBME) para prevenir el embarazo en adolescentes.

La información fue dada a conocer por la directora Materno Infantil y Adolescentes, Lilliam Fondeur, durante un diálogo con líderes de opinión pública de la ciudad de Santiago, realizado en coordinación con Conavihsida y con los auspicios del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).

El embarazo temprano tiene implicaciones no sólo en la salud de las adolescentes de manera particular sino también a nivel familiar, comunitario y en el sistema de salud, pues impacta la deserción escolar, repercute en un mayor número de hijos, aumenta el desempleo y contribuye a perpetuar el ciclo de la pobreza y la "feminización de la miseria", lo que constituye un problema de salud pública.

"Garantizar el suministro de los anticonceptivos en el CBME constituye una responsabilidad que el Estado dominicano ha asumido, haciendo una inversión de 3.5 millones de dólares en los últimos cinco años, a través del Programa de Planificación Familiar del Ministerio de Salud", aseveró.

Fondeur destacó que el 28 % de los nacimientos registrados en el año 2014 fueron de madres adolescentes, según datos de la Dirección de Estadística del Ministerio de Salud.

Además, el 20.5 % de las adolescentes dominicanas de 15 a 19 años han sido madres, según ENDESA 2013, aunque la experta comentó que esa realidad no es exclusiva de República Dominicana, ya el 18 % de las madres en América Latina son adolescentes.

Desde la división Materno Infantil y Adolescentes se trabaja en la mejora del acceso a información, orientación y a métodos anticonceptivos por parte de la población joven y adolescente, como medidas de prevención del embarazo a temprana edad.

"Desde la Dirección Materno Infantil y Adolescentes tenemos garantizado métodos anticonceptivos tales como píldoras, minipíldoras, condón masculino, inyectables, implantes subdérmicos y dispositivos intrauterinos, a los cuales se puede acceder a través de las 106 Unidades de Atención Integral de Adolescentes que operan en hospitales de todo el país", aseguró.

El enfoque está orientado a prevenir tanto un primer embarazo como también a asegurar la oferta de anticoncepción después del parto, para evitar un segundo embarazo, dijo Fondeur, quien indicó que el 70 % de los establecimientos de primer nivel de atención ofrece atención integral.

Asimismo, el Ministerio de Salud tiene un Plan de Prevención de Embarazos en Adolescentes, el cual se implementa a través del Programa Nacional de Adolescentes (PRONAISA), en el Ministerio de Salud.