El Ministerio de Salud confirmó ayer tres casos de cólera en la provincia Pedernales, donde se había informado de varios casos sospechosos de esta enfermedad.

El viceministro de Salud Colectiva, Nelson Rodríguez Monegro, aseguró que las personas reportadas con episodios de enfermedad diarréica aguda (EDA) en Pedernales están “bajo control”.

Hasta el momento solo tres dieron positivo a cólera y no se ha reportado ningún fallecimiento a consecuencia de la enfermedad en el lado dominicano, tras el brote detectado en Haití.

A través de un comunicado, el funcionario dijo que desde hace semanas están dando seguimiento a los casos de diarrea que se presentaron en un asentamiento humano que han establecido las autoridades haitianas en la margen occidental del río Pedernales, en las comunidades La Paca II y Paso Sena.

Asimismo, explicó que al hospital provincial Elio Fiallo se presentaron 22 casos con cuadro sospechoso de cólera, de los cuales tres son dominicanos, incluido un empleado de dicho hospital. Los demás son nacionales haitianos.

Rodríguez Monegro explicó que en cinco pacientes se descartó el cólera, mientras los restantes permanecen en observación para determinar si tienen la enfermedad.

“En la actualidad el hospital tiene solo cuatro pacientes ingresados con cuadro diarréico agudo. Ya se confirmó que dos de éstos no tienen la enfermedad y serán dados de alta este martes”, indicó.

Precisó que durante las próximas horas se determinará la condición de los restantes, pero que el Ministerio de Salud “tiene total control de la situación”.

Rodríguez Monegro explicó que ante los casos sospechosos y confirmados de cólera, el Ministerio de Salud ha reforzado la vigilancia epidemiológica y adoptado las medidas de lugar en coordinación con el Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarillados (Inapa), Dirección Provincial de Salud (DPS), Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza y Terrestre (Cesfront) y otras autoridades provinciales.

Las medidas son para verificar que el acueducto principal está debidamente clorado y que el agua sea potable.

Además, se procedió a desinfectar toda la red de distribución de agua y a clorar todos los acueductos rurales.

De igual manera, se han extremado las medidas de bioseguridad en el hospital para evitar contagios y se procedió a la clausura temporal tres balnearios del lado dominicano del río Pedernales, por sospechar que son las fuentes que provocaron el brote de diarrea agudo en el poblado Paca II, en el Paso Sena, de esa provincia.

El funcionario indicó que el hospital provincial de Pedernales está abastecido de los insumos necesarios, incluidos sueros hidratantes y bajantes, para garantizar la atención a los pacientes.

Aseguró que se investiga “casa por casa” y se orienta a las familias sobre medidas de higiene, para evitar la propagación del brote diarréico.