El Ministerio de Salud reiteró la exhortación para que las mujeres en edad fértil y sus parejas pospongan los embarazos mientras se mantenga en el país el período de gran circulación del virus zika.

Mercedes Rodríguez Silver, viceministra de Salud Colectiva, indicó que esta constituye la medida más eficaz para evitar los nacimientos de bebés con malformaciones congénitas, como la microcefalia.

Aseguró, empero, que aún no se tienen los resultados de las pruebas de laboratorio que permitan confirmar o descartar vínculo alguno entre el caso reportado y la enfermedad.

Desde el pasado mes de enero la autoridad sanitaria dominicana emitió una alerta epidemiológica mediante la cual confirmó la circulación del virus, y semanas después, al reportar los primeros casos, fue cuando se dio a conocer oficialmente la decisión de exhortar a las mujeres en edad fértil posponer el embarazo, dado que en países como Brasil comenzó a asociarse la microcefalia con la enfermedad por virus zika.

Para entonces, ya el virus circulaba en países próximos al nuestro, los cuales presentan condiciones climáticas, sociales y medioambientales, similares a la de nuestro país y se invitaba a la ciudadanía a mantener bien tapados sus recipientes de agua y a eliminar de sus casas y entornos todo objeto que pueda convertirse en criadero del mosquito Aedes aegypti, que transmite el virus.

Bebé con microcefalia en Barahona

En relación al caso del bebé nacido con anomalías congénitas, incluso microcefalia, Rodríguez Silver dijo que el Ministerio está a la espera de los resultados de análisis que comprueben o descarten la presencia del virus del zika en la madre. Dijo que en el país hay un escaso reporte de microcefalia, asociada a otras causas.

“No tenemos la certeza de que la madre presentara síntomas o signos del virus zika, pero estamos haciendo las investigaciones, pues en uno de sus chequeos la persona que le atendió registró un “rash” transitorio, y por el virus estar circulando es importante tener pruebas fidedignas que permitan probar o descartar una relación entre la enfermedad y el caso reportado.