El Ministerio de Salud informó la realización de una jornada en la cárcel de la Victoria que incluyó labores de higienización para el retorno sin riesgos de los internos de ese recinto trasladados a causa de las inundaciones provocadas por los efectos del huracán Matthew.

Los técnicos de Salud Ambiental inspeccionaron las áreas afectadas de la cárcel después que bajara el nivel del agua.

En tanto, en Barahona, dicha cartera dispuso intensificar la vigilancia epidemiológica para detectar a tiempo cualquier episodio epidémico que pudiera surgir en las zonas afectadas en esta provincia y otras localidades del país y así prevenir brotes de enfermedades.

En Barahona, a través de la Dirección Provincial de Salud (DPS), se desarrollan jornadas médicas, fumigación y vacunación en diversas zonas que resultaron afectadas por inundaciones a consecuencia del huracán Matthew, incluidas, entre otras, Vicente Noble y Jaquimeyes.

La directora provincial de Salud, Amelia Figuereo, dijo que las inundaciones pueden propiciar el surgimiento de brotes de enfermedades como leptospirosis, dengue, zika y chikunguña, así como episodios de diarrea aguda y otras afecciones, por lo que, en coordinación con las diversas instituciones se ha dispuesto la fumigación, cloración del agua, vacunación y otros servicios médicos.