El Ministerio de Salud Pública dio a conocer que concentra sus esfuerzos en prevenir los brotes que pudieran surgir tras las lluvias y vigilar la salud de las personas que se encuentran alojadas en diferentes albergues.

El director de Gestión de Riesgos y Atención a Desastres del ministerio, José Luis Cruz, explicó que en las casas más afectadas, se distribuyen frascos de cloro líquido para limpiar los residuos que puedan provocar la propagación de virus y bacterias.

Asimismo, que en el caso de viviendas menos impactadas, se les distribuye material educativo sobre promoción de salud y cebo raticida para eliminar ratas.

"En este momento de lluvias, trabajamos con la primera respuestas, nos concentramos en atender a la gente que son albergadas, ver sus condiciones de salud y si les hace falta medicamentos y otros insumos", expresó el funcionario en nota de prensa.

No obstante, orientó a la población de que la medida más importante para evitar que estas enfermedades afecten a las personas es eliminar cualquier objeto que pueda almacenar agua limpia donde los mosquitos hembras pongan sus huevos.