El senador estadounidense Bernie Sanders exigió ayer que se recuenten los votos de la primaria demócrata de la semana pasada en Kentucky, después de que resultados preliminares mostraran una estrecha victoria de la favorita Hillary Clinton.

“Requiero una verificación total y completa y una revisión de cada una de las máquinas de votación y las papeletas faltantes de todos los centros de votación de los 120 condados involucrados en la elección primaria con vistas a la carrera presidencial demócrata de 2016”, escribió Sanders en una carta dirigida a la secretaria de Estado de Kentucky, Alison Lundergan Grimes.

Resultados preliminares publicados por el Consejo Electoral del estado de Kentucky indican que Clinton superó a Sanders por 212,550 votos (46,8 %) contra 210,626 (46,3 %), una diferencia de menos de 2,000 votos.

Lundergan Grimes, que apoya a Clinton, publicó el pedido de Sanders en Twitter y dijo que el conteo se realizaría el jueves para “verificar la exactitud de los votos totales reportados por las máquinas de votación”.

Sin embargo, un recuento de los votos difícilmente modifique sustancialmente la dirección de la carrera presidencial demócrata, en la que Clinton tiene virtualmente asegurada la investidura por su amplia ventaja en número de delegados.

Hilary Clinton consiguió ya 2,301 delegados, incluidos los llamados superdelegados, y le faltan únicamente 82 para llegar a los 2,383 que necesita para asegurarse la nominación del partido.