¿Por qué se han convertido las selfies en algo tan popular, en tu opinión?

Creo que la gente tiene fundamentalmente una necesidad de verse a sí mismos en el contexto de sus vidas. Antes de los teléfonos inteligentes, no era raro que los artistas y fotógrafos crearan autorretratos. Los teléfonos inteligentes simplemente hicieron de ese impulso algo fácil de hacer para el público en general.

¿Se ha convertido el mundo en uno en el que no eres nadie hasta que te hayas tomado una foto de ti mismo?

Gran parte de nuestra interacción es ahora en línea, ya sea social, a través de citas en línea, o la búsqueda de empleo en LinkedIn, la gente tiene que poner una cara con el nombre. Es más conveniente conectarse con las personas en nuestros momentos libres con nuestras aplicaciones de teléfono, por lo que incluso si conociste a alguien en persona, la gente te va a recordar más o asegurarse de que están contactando a la persona adecuada si pueden ver tu cara en una foto. Así que, sí, creo que la identidad social de una persona está entrelazada con las fotos de ellos mismos.

¿Cuentan las selfies, por lo general, historias sobre las personas que las están tomando?

Depende. La belleza de la fotografía es su capacidad para contar una historia. Sin embargo, la persona que toma la foto es en gran medida responsable de esta historia.

Si la persona es experta en prestar atención a lo que está en el marco, sólo va a mostrar la historia que quiere que veas. Y la mayoría de la gente sólo comparte fotos donde se ponen a sí mismos en la luz que les gustaría verse. Así que, probablemente, un psicólogo podría analizar una selfie y saber mucho acerca de lo que una persona tiene la esperanza de proyectar al mundo. Las selfies son aspiraciones de esa manera.

¿Cuáles son las habilidades más importantes que se necesitan para tomar una selfie perfecta?

Los últimos teléfonos inteligentes tienen ahora excelentes cámaras en el lado de la pantalla del teléfono, por lo que actualmente se ha vuelto más fácil para que alguien tome una buena selfie, ya que, literalmente, puedes ver la foto que estás tomando. Hay habilidad en cuanto a la composición: si estás tratando de incorporar el medioambiente o un sitio conocido durante un viaje.

Creo que los selfie sticks hacen trampa. Es realmente sobre aprender qué ángulos son los más halagadores para ti en un retrato y al mismo tiempo incorporar el fondo que deseas mostrar. Y tener conciencia de la calidad y el ángulo de la luz es siempre clave para cualquier tipo de fotografía.

¿Qué aplicaciones recomendarías para las selfies? ¿Por qué?

Mis aplicaciones favoritas son VSCO, Filterstorm, Camera Plus y Snapseed. Uso una combinación de ellas en cualquier fotografía, sea una selfie o no. Entre estas 4 y las funciones de edición integradas en Instagram, tengo las herramientas para lograr que las exposiciones se vean de la manera que quiero, de forma similar a lo que haría en PhotoShop para el trabajo profesional.

¿Qué sigue para las selfies?

La popularidad de Snapchat podría indicar que las selfies son cada vez más importantes en términos de cómo nos mantenemos en contacto unos con otros. Formatos y contextos van y vienen, pero creo que el anhelo universal de verse a sí mismo en el contexto de la vida y el mundo en que se vive no es algo que vaya a desaparecer.