Con 21 años y cuatro meses de servicio en la Policía Nacional, Fermín Cuevas, sargento mayor, denunció maltratos de su superior y corrupción en el destacamento de Haina. “Allá hay unos servicios que están mandando a cuidar puntos drogas”, dijo. “¿un policía cuidado un punto de drogas amaneciendo?, ¿Y por qué?”, se pregunta.

La decisión del Sargento Mayor de salir de la Institución de Orden, se originó porque acudió a un velatorio familia, pese a que el permiso que fue negado por su superior del destacamento por lo que puso una suspensión de 10 días sin disfrute de sueldo.

Cueva dijo que al cumplir sus 10 días de suspensión, retorno de nuevo a su servicio, retorno de nuevo a mi servicio dirigiéndose al comandante de departamento solicitándole que lo integre a otra unidad, el cual le fue negado.

“Ese señor lo que me respondió: comando váyase para su servicio porque si no lo voy a suspender de nuevo o puedo cancelarle el nombramiento y no podrá conseguir la pensión. Cuando escuche eso me indigne”, agregó.

Decisión ser publica la denuncia porque no se siente protegido en la Policía Nacional. Acusó a un Mayor de apellido Melenciano de maltratos contra él y sus compañeros de la dotación policial de Haina.

Con este policía suma tres lo que han denuncia maltratos, corrupción y precariedades en la Policía Nacional en un año.

El 9 de octubre del 2015, el raso Daurin Rafael Muños Martínez, denunció los bajos salarios que devengan los agentes. Días después, la institución canceló a Martínez argumentando “mala conducta”.

El 1 de octubre del corriente año, un segundo teniente de la Policía Nacional denunció los abusos a los que ha sido sometido en la comandancia de San Cristóbal, esto tras subir un video que se ha convertido viral en las redes manifestando su impotencia.

Francisco Antonio Díaz Hernández, con 21 años de labor, se quejó los abusos a los que ha sido sometido por sus superiores. “No me importa las consecuencias que traiga, las consecuencias que puedan tomar los superiores, nada de eso me importa, lo que si es que nadie va a acabar conmigo por exceso de trabajo”, dijo Díaz Hernández en ese entonces, el cual también fue cancelado.