“Desde la muerte de Juancito (de los Santos), la basura nos está acabando”, exclama Dari Sepúlveda, residente en Santo Domingo Este. Con él coinciden muchos de los moradores del municipio, que se sienten “arropados” por la contaminación y el cúmulo de desechos que inundan muchos de los barrios, en medio de una campaña electoral.

En un recorrido por las principales vías de esta concurrida demarcación, la basura en las esquinas resalta como el principal saludo de bienvenida.

En algunas calles, del municipio más poblado del país la vecindad sostiene que las recolectoras de basura han retirado los tanques contenedores. En otras, aunque están ahí los recipientes, los desperdicios en fundas plásticas y sueltos los desbordan.

Mayor acumulación

El parque Gregorio Luperón en el sector de Catanga, Los Mina, es el peor lugar para caminar, jugar con los hijos o simplemente sentarte, debido al mal olor de un improvisado vertedero que han creado los residentes.

Fiordalisa Viola, quien tiene un puesto de frituras frente al lugar, exclamó: “El mal olor nos está matando, lo que queremos es que nos pongan un contenedor ahí”, petición a la que “el ayuntamiento no dice nada”.

La ciudadana aseguró que todos los días el camión recolector toca bocinas, a las 6:00 de la mañana, para retirar la basura, pero no ha pasado una hora cuando ya los residentes han vuelto a llenar la esquina de desechos.

Tétrico recorrido

La acumulación se va haciendo más frecuente también en la avenida San Vicente de Paúl, donde se realizan trabajos de la construcción de la segunda línea del Metro de Santo Domingo.

En el barrio La Esperanza y en la carretera de Mendoza, las esquinas tienen sus contenedores, aunque algunos están que no les cabe una funda más, con pequeños vertederos en sus alrededores.

A este foco de contaminación y falta de recolección de basura se suma la avenida  Charles de Gaulle, a la que no le falta la basura acumulada en intersecciones. Allí los contendores brillan por su ausencia. La situación se replica en Los Mameyes, Alma Rosa I, la calle de Leones Pedro A. R. Cabral con Juan Ramón, calle Puerto Rico con Julio César Martínez, en Alma Rosa, y la calle Virgilio Mainardi con José Cabrera.

En esta zona, la población sostiene que el ritmo de recolección ha bajado y teme por su salud, ya que el mal olor se torna insoportable.

“Ahora mismo nosotros aguantamos la basura aquí dentro del colmado, pero a veces hay que sacarla” a la calle, declaró Rigoberto Rodríguez, un comerciante del lugar.

“A veces duran hasta 10 días para recogerla. Lo que hacemos es tirarla al lado del contenedor, aunque eso nos perjudique”, le agrega Dari Sepúlveda. Consideró que el caos en el servicio llegó a raíz de la trágica muerte de Juan de los Santos, el alcalde, en diciembre de 2015. “Nada es igual, antes con Juancito la recogían siempre, pero no es lo mismo”, sostiene Sepúlveda.

El cabildo responde

Juan López, secretario general del Ayuntamiento de Santo Domingo Este, reconoció que la Alcaldía está pasando por “un mal momento” en la recolección de la basura. “El municipio está dividido en tres circunscripciones. En la número uno es dónde hemos tenido problemas en la ruta y frecuencia para la recogida de los desechos sólidos”.

En tanto que en la dos y la tres, según destacó, que no tienen problemas.

Según López, en la circunscripción uno se han dañado 400 contendores que han sido abarrotados por los munícipes, lo cuales se han sobrecargado con las lluvias. Pero el cabildo aplicó un operativo adicional para recoger los desperdicios y en algunos lugares se han retirado los contenedores.

En cuanto al deterioro del servicio luego de la muerte de De los Santos, solo comentó:  “el que las personas digan que sin Juan de los Santos no es lo mismo, es un reflejo del cariño que los munícipes le tenían a nuestro alcalde”.

La situación (ASDE)

“La deficiencia está en la circunscripción número uno, que es lo que llamaríamos la parte central del municipio”

•    Afectados.  Ensanche Ozama, Isabelita, Alma Rosa, Los Mameyes, Maquiteria y Alma Rosa II.

•    Fuera de circulación. 400 contenedores, camiones dañados.

•    Medidas. Aplicar una recogida con camiones compactadores con mayor intensidad. “Es una labor que comenzó el lunes y por eso en algunas calles de la circunscripción I es que se ve el lote de basura”, declara López.

•   Tiempo. A más tardar el viernes la situación de la recogida de basura “estará totalmente resuelta”.