La policía informó hoy que se ha entregado voluntariamente en Barahona un hombre que era perseguido desde el 2014, por haber matado de un impacto de bala a un joven que tenía un romance con una de sus hijas.

Manuel Peña de la Paz (alias Paquín), de 45 años, se presentó al cuartel de la policía en Barahona, para responder por la muerte de Víctor Ariel Méndez Dotel, de 23 años, ocurrida el 23 de diciembre del 2014 en el barrio Pueblo Nuevo.

El informe del caso indica que Méndez Dotel llegó a la residencia de Peña de la Paz, en la prolongación avenida Luperón, número 1, en el barrio Pueblo Nuevo, preguntando por una hija de éste que vivía en España.

El informe agrega que Peña de la Paz se molestó con el joven, originándose una discusión durante la cual el detenido sacó una pistola que portaba y le disparó a Méndez Dotel en el costado derecho causándole la muerte.

El detenido admitió haber matado a Méndez Dotel y dijo que el arma utilizada se la dio a un pariente que vive en Santo Domingo con el que asegura perdió la comunicación hace varios meses.

Peña de la Paz se encuentra bajo control del Ministerio Público para los fines legales correspondientes.