El número de personas muerta se incrementó a  73 luego de la embestida de un camión contra una multitud que presenciaba los fuegos artificiales de la Fiesta Nacional en Niza, además, más de 100 personas resultaron heridas, informó Le Figaro.

El conductor del camión murió producto de los disparos de las fuerzas de seguridad, dijo Humbert. Medios informaron que el sujeto se resguardó en la cabina del vehículo y se encontraba armado.

La cifra aún se sigue actualizando y no se descarta ni confirma si se trata de un ataque en solitario o si forma parte de una célula terrorista. Este 14 de julio se conmemora la Toma de la Bastilla, la máxima celebración de la República Francesa cuando derrocó a la monarquía absolutista.

El presidente Francois Hollande convocó a un gabinete de crisis en París. Este miércoles el mandatario había anunciado que el 26 de julio se terminaría el estado de alerta que se decretó la noche de los atentados de París, en los que fallecieron 130 personas y 352 resultaron heridas.

Wassim Bouhlel, un nativo de Niza que habló con AP cerca del lugar, dijo que el camión embistió directamente a la multitud.

"Hubo una masacre en las calles", detalló Bouhlel. "Había cuerpos por todos lados".

Bouhlel dijo que vio a un hombre salir del camión con un arma y comenzar a disparar, pero Toffin dijo que "lo que yo sé" es que no hubo disparos.

Pero sí confirmó que el incidente fue deliberado.

"Es un ataque", dijo.

Por otra parte, RT publicó en su cuenta de Twitter un video de humo debajo de la Torre Eiffel en París, sin embargo no se aclara si es producto de la quema de fuegos pirotécnicos ni su origen.

Luego de que la agencia de noticias RT informara la toma de varios rehenes en el Hotel Meridien de Niza, el ministro de Interior de Francia desmintió dicha información.