El Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano informó del cumplimiento de la primera fase para convocar el referendo revocatorio del presidente del país, Nicolás Maduro, aunque solicitó investigar las irregularidades cometidas en el cumplimiento de esa etapa.

“Los 24 estados cumplieron con el requisito del uno por ciento de validación de manifestaciones de voluntad y la certificación será emitida”, informó la presidenta del Poder Electoral de Venezuela, Tibisay Lucena, en una breve comparecencia ante los medios en la que no se permitieron preguntas.

De esta forma, la rectora del CNE indicó que los opositores superaron las más de 200 mil firmas requeridas por el Poder Electoral, equivalentes al uno porciento (1 %) del registro de votantes, necesarias para demostrar que la alianza de partidos Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tiene respaldo para ser promotora de un referendo revocatorio e ir al siguiente paso.

Investigación de irregularidades

La rectora indicó que, aunque este nivel fue superado, la institución solicitó una investigación del Ministerio Público sobre las supuestas irregularidades cometidas por la MUD en la recolección de estas firmas.

De acuerdo con los números oficiales presentados por Lucena, las irregularidades representan el 0.33 por ciento de las más de 400 mil firmas que llegaron hasta el último paso de esta primera etapa del revocatorio.

Es decir que, de acuerdo con esto, las huellas dactilares de 1,326 personas no coincidieron con los datos de quienes se registraron, lo que pudiera significar una posible usurpación de identidad.

Las irregularidades ocurrieron cuando las firmas que recogieron los opositores debieron ser validadas personalmente por los firmantes en los centros electorales habilitados para ello por el CNE.

En total, 407 mil 622 personas fueron registradas en el proceso de validación de las firmas para respaldar la primera etapa del revocatorio, de las cuales 399 mil 412 fueron validadas por el CNE por lo que, con el 98.04 por ciento de las rúbricas, los opositores lograron superar esa etapa.

Los opositores tendrán ahora dos días hábiles para solicitar formalmente al Poder Electoral que fije una fecha para la recolección del 20 por ciento de las voluntades de los inscritos en el censo electoral, necesarias para que el referendo finalmente sea convocado.