Ataques con disparos indiscriminados en una localidad del estado de Michigan, en el norte de Estados Unidos, dejaron seis muertos, informó la policía, tras arrestar al presunto agresor, un hombre blanco, armado, de 45 años identificado como Jason Brian Dalton.
Los ataques fueron cometidos la noche del sábado en la localidad de Kalamazoo, unos 190 km al oeste de Detroit.

“Parece que lo que tenemos es a alguien conduciendo por ahí, topándose con personas a las que les dispara para matarlas”, dijo el subjefe de la policía de Kalamazoo, Paul Matyas, a un canal estadounidense.

El autor de los crímenes será acusado hoy de asesinato ante la justicia y por disparar contra ocho personas, seis de las cuales murieron.

Por el momento se desconocen las motivaciones del atacante, quien era conductor de Uber, la compañía que ofrece transporte de pasajeros a través de una aplicación.

“Estamos horrorizados y desconsolados por la violencia sin sentido en Kalamazoo, Michigan”, dijo Joe Sullivan, jefe de seguridad de Uber, en un comunicado.

La empresa informó que los antecedentes de Dalton no presentaban ningún delito previo.

Ataques

La serie de tiroteos comenzó sobre las 18 horas locales, cuando el atacante abrió fuego sobre una mujer que estaba junto a sus tres hijos en el exterior de un complejo de apartamentos.

La víctima fue gravemente herida, pero se espera que sobreviva.

El siguiente ataque tuvo lugar a las 22 horas locales, cuando mató a un joven de 18 años y a un adulto en una concesionaria de automóviles.

Por último, unos 15 minutos después, mató a cuatro personas más en un restaurante.
Unos videos en la concesionaria y en el restaurante ayudaron a su detención. agencias