El Senado aprobará en un tiempo breve el proyecto de ley de Control y Regulación de Armas de Fuego, endureciendo las penas con prisión a la posesión de armas ilegales, siendo más riguroso en la expedición de licencias, y castigando la autoridad complaciente, informó hoy el senador Adriano Sánchez Roa.

Explicó que se prohibirá totalmente el porte y uso de armas de guerra por parte de civiles, se endurecerá el porte ilegal de armas de cualquier tipo; así como los disparos al aire, con condenas hasta de tres años de prisión; y que por el cúmulo de violaciones de armas se aumentarán las penas.

Sánchez Roa manifestó que en el caso de armas legales, la ley incentiva al cambio del porte para tenencia, de modo que el porte con el tiempo desaparezca, en sintonía con el Código Penal, porque hay que reducir las armas en las calles.

Este proyecto, de la autoría del diputado Víctor (Ito) Bisonó, "es de sumo interés de los senadores, porque contribuye con la reducción de la delincuencia" dijo Sánchez Roa, representante de la provincia Elías Piña y portavoz de los senadores del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Dijo que la expedición de licencias será rigurosa en sus requisitos y se solicitará consentimiento de la pareja, evaluaciones médicas profundas, garantía de una póliza civil, justificación de negocio u otras condiciones que ameriten el arma, entre otras condiciones.

"El autor de este proyecto, diputado Bisonó, adopta una legislación, que pese a no existir, en el mundo de hoy no se puede ignorar, que son los delitos de altos explosivos y armas químicas, pues ya son parte de la alta delincuencia", subrayó.

Sánchez Roa reveló que la pieza obliga el registro y las huellas de laboratorio de cada arma, así como el marcaje de los casquillos para facilitar la investigación jurídico-policial; además, responsabiliza con pena de prisión a las autoridades que incurran en la violación de esta y otras leyes sobre el tema.

Consideró que tras promulgarse la nueva ley del Control y Regulación de Armas de Fuego, municiones, explosivos y otros materiales relacionados, se debe proceder a la revisión de las armas con licencias, para actualizarlas a la legislación, y establecer anualmente un desarme profundo de armas ilegales.