El senado investigará las obligaciones contractuales, fiscales y legales que implican la venta al grupo francés Vinci, de la concesión que está realizando la empresa Aeropuertos Dominicanos Siglo XXI S.A., (Aerodom), administradora de los aeropuertos del estado.

Además, la Comisión de Defensa y Seguridad nacional tiene la misión de analizar el nivel de cumplimiento de la concesión desde su inicio y los compromisos adquiridos, con qué se están pagando, los bonos comprados por las empresas matrices de Aerodom.

Acogiendo una resolución presentada por el senador Adriano Sánchez, se averiguará en manos de quién queda la responsabilidad del endeudamiento por 550 millones de dólares, pues quienes recibieron los mismos, ahora salen de la empresa Aerodom, por lo que se teme que la misma quede como compromiso de las operaciones futura de la empresa.

La Cámara Alta en diciembre del 2013 determinó que el pago de los bonos de 550 millones de dólares emitidos por Aerodom, era responsabilidad directa de las empresas matrices y que la misma no comprometía los activos ni derechos de la concesión, por lo que el Estado Dominicano y la Comisión Aeroportuaria no tenían obligaciones por cualquier incumplimiento, ya que no se otorgó aval o garantía.

"Pero ahora con la salida de estos accionistas que tomaron los bonos han pretendido que los mismos se paguen con las operaciones de los aeropuertos, que son propiedad del Estado, decidiendo que los recursos de las operaciones no vayan a la mejoría de los servicios y la infraestructura, en perjuicio del Estado y los usuarios", dijo Sánchez hoy en un comunicado.

"Los aeropuertos son propiedad del Estado, por lo que bajo subterfugios administrativos esta venta no puede dejar de pagar los impuestos al Estado", dijo el legislador fronterizo.

La pieza legislativa explica que sin dar explicaciones satisfactorias al cumplimiento de las obligaciones contractuales de la concesionaria Aerodom en materia de seguridad y de inversión, y estando pendiente el conocimiento de la auditoría, la revisión de las tarifas y tasas recomendada por el Senado en fecha 15 de diciembre del 2011, los accionistas abandonan la empresa con unos aeropuertos "con una calidad muy por debajo de lo pactado".

Ha preocupado en el país, agrega Sánchez, la aparición en la página oficial de Aerodom de que Advent Airports, B.V., como accionista mayoritario de Aerodom, suscribió un contrato con Vinci Airports, filial del grupo Vinci con sede en Rueil-Malmaison (Francia) que culminará a más tardar el 31 de marzo de 2016, donde se materializará el traspaso definitivo de la gestión aeroportuaria en favor de VINCI Airports.

En el segundo considerando de la resolución se instruye establecer por medio de informes y reuniones con actores del sector aeroportuario públicos y privados, así como con ejecutivos de la Concesión Aeroportuaria para que la Comisión se edifique y pueda cumplir con sus fines; y rendir un diagnóstico detallado de la evolución y el cumplimiento la concesión desde su inicio.