El Senado de la República reconoció hoy al sindicalista Francisco Antonio Santos y, de manera póstuma, a al líder sindical Mauricio Báez por sus trayectorias y lucha a favor de la clase obrera de la República Dominicana.

Los proponentes de la iniciativa, que reconoce al líder sindical Mauricio Báez, son los senadores Reinaldo Pared Pérez, Distrito Nacional y José Rafael Vargas, provincia Espaillat.

En tanto, que la iniciativa que reconoce a Francisco Antonio Santos, es de la autoría del senador de la provincia Elías Piña, Adriano Sánchez Roa.

Las hijas de Mauricio Báez, Patricia Celeste Mueses y Olga María Báez Mueses, recibieron el pergamino de reconocimiento a su padre.

La presidenta del Senado, Cristina Lizardo, entregó el pergamino de reconocimiento a Francisco Antonio Santos y calificó a los lideres obreros homenajeados como "gigantes" de la nación.

"Recordamos hoy y siempre la abnegación de estos insignes compatriotas que hicieron de su sacrificio dos vidas gloriosas e imperecederas para la conciencia nacional", puntualizó Lizardo.

Mauricio Báez, considerado como el padre del sindicalismo dominicano, nació el 23 de septiembre de 1910 en Sabana Grande de Palenque, provincia San Cristóbal y en 1946, en plena dictadura trujillista, dirigió una huelga azucarera por lo que fue perseguido viéndose obligado a asilarse en la embajada de México, para luego iniciar exilio en Cuba donde se afirma fue asesinado por encargo del dictador Rafael Leónidas Trujillo, el 8 de diciembre de 1950.

Mientras, que a Francisco Antonio Santos es se considera como uno de los principales representantes del movimiento sindical de la República Dominicana en los últimos 50 años.

En el evento de reconocimiento, estuvieron presentes dirigentes sindicales, ex combatientes constitucionalistas y otras personalidades.