La Policía Nacional informó hoy de que remitió al Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes a una joven de 15 años, señalada como responsable de la muerte de un canadiense, cuyo cadáver fue encontrado la semana pasada en su casa del municipio de Villa Hermosa, provincia La Romana.

La menor, cuyo nombre se omite por razones legales, al ser cuestionada admitió haber ultimado a John Verne Ward, de 81 años, según la información de la Policía Nacional.

La menor narró, según la Policía, que mientras se encontraba en la casa del extranjero, con quien tenía una relación, éste le mandó a desnudarse, cerrando la puerta de la habitación de la que ella quería salir, pero que éste trató de impedírselo halándola por los cabellos y se originó un forcejeo entre ambos, siendo en esas circunstancias que ella tomó un cuchillo que él tenía debajo de la almohada y le hizo las heridas que provocaron su muerte.

Tras cometer el hecho, dijo que lanzó el arma encima del gabinete, cerró la puerta y salió corriendo con destino a la ciudad de Higüey, donde se refugió en la casa de una amiga a lavar la camiseta que vestía en ese momento ya que estaba machada de sangre.

La camiseta fue entregada de manera voluntaria a las autoridades en esa localidad.

El amigo y compatriota del occiso Kenneth Thibodeau, de 73 años, residente en la misma dirección, había narrado a las autoridades que Verne Ward vivía solo, por lo que al ver que no se levantaba, lo llamó vía telefónica.

Al no contestarle, abrió la puerta de su residencia con una llave que éste le había dado y lo encontró con los pies en el piso y el cuerpo encima de la cama.

Dijo, además, que quien acostumbraba a visitarlo era una mujer con la que cual tenía una relación amorosa.