El Seguro Nacional de Salud (SeNaSa) firmó un acuerdo con el Servicio Nacional de Salud (SNS) para "cerrar brechas" en el acceso a los servicios de salud de los afiliados al Régimen Subsidiado.

Ello se lograría a través del avance de la facturación de los centros públicos de salud para el equipamiento de hospitales y centros de atención primaria priorizados a nivel nacional.

El objetivo es garantizar los servicios de salud oportunos y de calidad a sus más de 3.3 millones de afiliados en dicho régimen.

Los montos transferidos para el equipamiento, remodelación y readecuación de estos centros serán pagados de vuelta a la ARS Estatal a través de la facturación mensual de los hospitales y centros de primer nivel, donde SeNaSa hará la retención del total facturado.

En este acuerdo se enmarca el avance de 71,745,716 de pesos para readecuar, remodelar y comprar equipos el Hospital Municipal de Monte Plata, el centro diagnóstico del Distrito Municipal de Guanuma, así como de varias unidades de atención primaria, las cuales fueron inaugurados el pasado 7 de abril en Monte Plata y Santo Domingo Norte.

"SeNaSa como corresponsable de garantizar los servicios a los afiliados al Régimen Subsidiado ha realizado la inyección de fondos a través de avances de las facturaciones de los centros intervenidos", indicó Chanel Rosa Chupany.

Rosa Chupany también resaltó que "ya Monte Plata tiene capacidad instalada para responder a las necesidades de servicios de salud de su población y con ello evitar trasladarse a Santo Domingo para poder recibir servicios".

Además, dijo que SeNaSa ha establecido este mecanismo en localidades identificadas, en conjunto con el Servicio Nacional de Salud (SNS), para cerrar brechas en el acceso de los servicios de salud de sus afiliados, impactando además en la población general.