El cese de las hostilidades en Siria se está manteniendo desde su vigencia al atardecer del lunes 12 de septiembre. No se han producido muertes de civiles registradas en las primeras 15 horas de la tregua, según el grupo de seguimiento en el Reino Unido, el grupo Observatorio Sirio para los Derechos Humano. El secretario de Estado John Kerry calificó el acuerdo como una “última oportunidad de salvar a una Siria unida”.

El ejército sirio confirmó que la tregua se aplicará en todo el país durante siete días, pero se reserva el derecho de responder a cualquier violación por parte de grupos armados. Los EE.UU. y Rusia llevarán a cabo ataques aéreos coordinados sobre grupos militantes, incluyendo el Frente Nusra y el llamado Estado Islámico, si la tregua se mantiene durante siete días. Jonathan Leader Maynard, investigador de la Universidad de Oxford, Reino Unido, da a Metro su visión de la situación.

El cese de las hostilidades en Siria se ha sostenido en gran parte en su primer día completo. ¿Es éste un éxito?

Teniendo en cuenta lo desesperado de la situación humanitaria en Siria, cualquier alto el fuego implica reducciones significativas en el sufrimiento de los civiles y una oportunidad para que la ayuda humanitaria acceda a la zona sitiada y debería considerarse un logro importante. Eso es muy diferente, sin embargo, de un éxito en términos de forma significativa moviéndonos hacia un fin al conflicto; hay pocas posibilidades de esto por el momento. También es demasiado pronto para decir si el alto el fuego se mantendrá. Así que en la actualidad se trata de un éxito humanitario muy breve. Si esto se puede convertir en una mejora más duradera de la situación humanitaria o trayectoria política hacia la paz no está del todo claro todavía.

¿Puede el alto el fuego ser importante o es sólo una oportunidad para reagruparse y rearmarse?

Creo que la probabilidad abrumadora es que el alto el fuego no se mantendrá en el largo plazo, sino que le dará a la situación humanitaria la oportunidad de mejorar antes de la reanudación de las hostilidades.

También permitirá que las facciones del conflicto se reagrupen, y parece que beneficiará especialmente a las fuerzas pro-Assad. Permitirá que algunas diferencias entre ciertos grupos de interés en el conflicto –en particular Estados Unidos y Rusia– disminuyan en la búsqueda de una acción coordinada más eficaz contra los grupos fundamentalistas más radicales y una estrategia más coherente para realmente poner fin al conflicto, pero todavía no estoy esperanzado sobre eso.

En última instancia, las raíces estructurales del conflicto permanecen en su lugar: la falta de voluntad del régimen de Assad de hacer concesiones significativas a los movimientos rebeldes (a quien siguen mostrando falsamente como que son todos “terroristas” ), los sentimientos de muchos grupos rebeldes y su situación de apoyo de que un gobierno sirio futuro encabezada por Assad es sencillamente intolerable, y la incapacidad de los principales grupos de interés externos –especialmente EE.UU., Turquía, Rusia e Irán– para superar sus conflictos de intereses.

Si el cese del fuego dura, ¿podría Moscú empujar al presidente Assad hacia una transición política que pudiera poner fin a la guerra?

Dada la dependencia del gobierno de Assad al apoyo de Rusia, parece cierto que Moscú tiene un enorme potencial para influenciar y presionar al presidente Assad en términos políticos en los que una paz más duradera podría mantenerse.

Sin embargo, Moscú no ha parecido especialmente interesado en imponer costos significativos en el gobierno de Assad si no realiza el tipo de concesiones que una transición pacífica requeriría. Tampoco es ilimitado el poder de Moscú, en particular, las poderosas instituciones y un sector considerable de la población siria que apoya al gobierno de Assad ha de ser representada y tener garantizada la seguridad después de los conflictos. Eso es difícil de garantizar sin la cooperación masiva y eficaz entre casi todos los principales grupos de interés externos e internos en el conflicto.

¿Hay alguna posibilidad de salvar a una Siria unida, en tu opinión?

Es posible, pero a medida que el conflicto se extienda, las posibilidades disminuyen continuamente. Sigo creyendo que el resultado más probable que podría conducir a la paz sería un gobierno de transición aún encabezado por Assad con una representación importante para todos los demás grupos de interés internos en el conflicto, junto con una presencia internacional importante y elecciones hacia un reparto de poder más duradero de gobierno. Pero eso parece seguir siendo una posibilidad remota en la actualidad.

¿Cómo se desarrollará la situación?

En realidad, no es posible decirlo con las restricciones que ya he mencionado. Espero una reanudación de las hostilidades, pero si el alto el fuego se puede sostener no por días, sino por semanas, eso podría crear un impulso hacia algún tipo de compromiso político.