Se arrecia la lucha. Con el paso de la Semana Santa, se llega al punto en el que el camino se torna en pendiente y los competidores dejan todo en el terreno con tal de conquistar la posición en pugna.

Son 48 días para los comicios del 15 de mayo, siete semanas, seis fines de semana hábiles para hacer campaña, algo más de mes y medio para que las fuerzas políticas traten de sacudirse de algunas malezas que arrastran de tramos anteriores y superen los desafíos inéditos de esta competición.

La sustitución o ratificación de candidaturas que rechazó la Junta Central Electoral (JCE), las decenas de litis que están en manos del Tribunal Superior Electoral y la promoción de las postulaciones en la provincia Santo Domingo, que han quedado apocadas con la atención que se le brinda al Distrito Nacional, representan tareas que distraen o al menos suman grados de dificultad a la carrera.

Hasta el árbitro se verá retado con el regreso del sistema de elecciones simultáneas (presidenciales, legislativas y municipales) que no ocurría desde 1994 y que ahora ponen en juego 4,213 cargos. Se somete a elección desde la Presidencia de la República hasta los vocales de Distritos Municipales. Sin embargo, la mayor prueba de fuego para la JCE y todo el sistema electoral será la novedad de las máquinas para el conteo electrónico de los votos, con un procedimiento que todavía no está lo suficientemente explicado para la nación.

Con equipos que suministrará la empresa Indra Sistemas, la JCE sustituirá el conteo manual de los votos por uno electrónico que permitirá escanear cada boleta, discriminar por cuál partido fue emitido el sufragio y, en el caso del voto preferencial de las diputaciones, a cuál de los cantidatos se seleccionó entre las opciones de un partido o alianza.

Se trata de una innovación de cuyo funcionamiento la población no está lo suficientemente informada y ni siquiera los delegados de los partidos tienen todo claro.

“Esperamos que la empresa que va a hacer este trabajo, que va a aportar esos equipos, tenga la suficiente experiencia, la práctica en otros países con esos equipos, de haber hecho el conteo de votos”, dijo a Metro Tácito Perdomo, delegado ante la JCE por el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) . “No tenemos esa información”, resaltó.

Logística: 16 mil colegios electorales funcionarán el domingo 15 de mayo. 

Este fin de semana, el delegado político del Partido Revolucionario Moderno (PRM), José Marte Piantini, reveló por Twitter que pidió a la JCE “una auditoría para el software del escrutinio”. En cambio, ya el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) tuvo la oportunidad de probar esta modalidad en sus primarias.

Perdomo, quien aseguró que el PRSC respalda el avance tecnológico al servicio del escrutinio de los votos, dijo esperar que ahora que se superó la etapa de inscripción de los candidatos, se produzca la debida capacitación al personal que utilizará los equipos y a los delegados de los partidos en cada uno de los 16 mil colegios electorales que funcionarán el 15 de mayo.

“Me imagino que una formación de esa naturaleza es bastante amplia, que no es cuestión de un día o dos. Eso debe ser, me imagino, un curso intensivo de un par de semanas”.

Con el método tradicional, los miembros de un colegio electoral cuentan todas las boletas y luego revisan, una por una, para ir sumando votos a cada candidato marcado, proceso que los delegados de los partidos supervisan con mucho celo. Ahora lo harán las máquinas.