República Dominicana debe dar el gran salto de integrar y agilizar todos sus pasos burocráticos para no solo para facilitar la creación y desarrollo de empresas y microempresas, sino además para competir en términos de atracción a la inversión extranjera, pondera, en conversación con Metro, el director legal del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Sigmund Freund.

El abogado, socio de la firma Staff Legal, explicó los alcances de la propuesta del candidato presidencial Luis Abinader y su equipo de colaboradores.

El propósito es contrarrestar el estrés y la incertidumbre constantes a los que se someten los inversionistas, empresarios y emprendedores en el país, a la hora de solicitar el registro de una entidad de negocios o comercial, o diligenciar el cumplimiento de requisitos estatales.

El planteamiento es simplificar los procesos.

Para llegar a este punto, el equipo del PRM configuró un paquete legislativo reformador de las relaciones público-privadas.

“Estos cuatros proyectos de ley y una reforma administrativa lo que buscan es directamente modificar ese clima o sistema de burocracia, por eso le llamamos burocracia cero”, comentó Freund en visita a Metro.

Aclaró que con este proyecto se persiguen tres puntos: agilizar los procesos, simplificarlos y acortar la cantidad de instituciones a las que hay que acudir para determinados procesos.

Esto viene a formar parte del programa económico de la campaña del dirigente político Luis Abinader, calificado “gobierno eficiente”, que busca agrupar en una plataforma tecnológica todas las instituciones que tienen que ver con la constitución de una compañía, para que de esta forma y mediante un sistema virtual la persona que esté interesada puede entrar a la página web, llenar los documentos, escanearlos, pagarlos con su tarjeta de crédito y tener su compañía, máximo, en 72 horas.

“Con eso no estamos inventando, en todos los países la tendencia es que las compañías se hagan en 24 horas y 48 horas; tenemos que cambiar eso de hacer una compañía en tres semanas si queremos competir” resaltó Freund, con maestría en derecho administrativo, de la Universidad de París II, Panteon-Assas.

Para la confección de esta propuesta, el equipo de profesionales y técnicos actuante realizó diversos estudios, así como análisis comparativos con otros lugares de la región, como Panamá, Costa Rica y Perú.

“Vimos el marco jurídico que hay actualmente, lo estudiamos, vimo cuáles leyes podrían afectar o impactar la propuesta, inclusive una de las últimas actualizaciones fue la Ley 107-13”, sobre Procesos Administrativos.

Aumenta los costos

“Según cálculos que se realizaron, el proceso de formalizar iniciativas empresariales aquí en el país tiende a aumentar en un 30% o un 40 %”, expuso el dirigente político, quien resalta que la prolongación de procesos y denegación de respuesta en las instituciones estatales se presta a extorsión de funcionarios y empleados que exigen un peaje para agilizar los procedimientos.

Otras veces, cuando el inversionista se entera de que debe presentar una documentación que no le habían pedido al principio, muchas veces debe volver a solicitar algunos de los documentos que había presentado, porque ya han agotado su vigencia.

El conjunto de leyes propuesto busca romper con la burocracia de las instituciones, brindando un clima de negocio más amigable no solo para el inversionista extranjero sino también para el local.

Silencio administrativo

Una de las innovaciones consiste en la Ley de Silencio Positivo, según la cual si una institución se tarda unos 30 días para responder a una solicitud, esta se da por aprobada en automático.

Aclaró que en casos tales como concesiones mineras, seguridad nacional, transferencias de bienes del Estado, no aplicaría, porque son casos muy delicados que necesitan su tiempo para analizarlos.

Con otra iniciativa, la de simplificación administrativa, “lo que estamos tratando de evitar es la duplicidad de la documentación. Proponemos crear un registro virtual de documentos el cual lo manejará la administración pública y le servirá de enlace a las demás instituciones”.

Los profesionales y técnicos perremeístas proponen otra legislación, llamada de Estabilidad Jurídica, que persigue garantizar a los inversionistas la permanencia, por un tiempo definido, del marco legal con el cual se establecen en el país.

Se busca además la modificación a la Ley de Inversión Extranjera, sobre el entendido de que la llamada Ventanilla Única no garantiza una verdadera integración de todas las instituciones estatales en el proceso burocrático.

“Lo que estamos creando es una figura que se llama “gabinete jurídico de inversión”, que supervisará cada 15 días todos los procesos depositados ahí. No estamos poniendo más burocracia sino de la misma instituciones designar el funcionario que ya está en ese gabinete”, dijo.

En adición, se busca un sistema virtual que integre la Oficina Nacional de Propiedad Industrial (Onapi), las Cámaras de Comercio y Producción y la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) para agilizar el registro de una empresa.


La idea es que la persona entre a la página “re-sociedades”, como la han denominado, verifique si el nombre está disponible, inmediatamente hace un pago vía electrónica, se emite una certificación y se le envía un correo confirmando el nombre. Luego, va al enlace de la Cámara de Comercio, llena los formularios y paga; se envía otra confinación y solicita el RNC, describe el co-autor de la propuesta