Todavía hay indignación generalizada entre los activistas de los animales y el público tras el asesinato de un gorila de 17 años de edad, después que un muchacho entrara en su recinto en el zoológico de Cincinnati, el sábado 28 de mayo.

Los funcionarios del zoológico dijeron que no tuvieron otra opción que disparar a Harambe, que pertenecía a los gorilas plateados de tierras bajas occidentales en peligro crítico de extinción, después de que agarrara al niño de cuatro años. Varias peticiones han circulado culpando a la madre del niño por negligencia, y la familia también ha recibido amenazas de muerte por parte de furiosos usuarios de Twitter.

Brittany Peet, directora adjunta de Aplicación de la Ley de Animales en Cautiverio de la Fundación Peta, explica por qué las acciones del zoológico son inaceptables.

¿Por qué ha provocado este accidente tanta discusión?

La marea está cambiando con el tema de animales salvajes en cautiverio. Tan sólo en los últimos meses, el circo Ringling Bros. puso fin a sus actos de elefantes y SeaWorld puso fin a su programa de cría de orcas. La trágica muerte sin sentido de Harambe está provocando indignación y dolor en todo el mundo y puede llegar a provocar el fin del confinamiento de los animales salvajes para el entretenimiento.
 
¿Qué causó el accidente?  ¿Fue necesario matar al gorila?

Harambe estuvo mal de comienzo a fin. Fue mantenido en cautiverio para que los seres humanos pudieran mirarlo. El niño no estaba siendo vigilado adecuadamente y fue capaz de entrar en su recinto. Y el zoológico no sacó de la zona a los espectadores gritando –lo que sin duda fue aterrador y abrumador–. y en última instancia dispararon y mataron a Harambe.

El zoológico le falló al gorila al tomar el riesgo de que algo así pudiese ocurrir. Debió haber habido otra barrera en el lugar para asegurarse de que un ser humano no pudiese entrar en contacto con los gorilas. Una vez más, el cautiverio ha matado.

Entonces, ¿el cautiverio no es aceptable para los gorilas?

Incluso en las mejores circunstancias, el cautiverio nunca es aceptable para los gorilas y otros primates, y en casos como este, es incluso mortal. Esta tragedia es exactamente la razón por la que Peta exhorta a las familias a mantenerse alejadas de cualquier instalación que muestre a animales como una feria para el asombro de los seres humanos.

Los gorilas de tierras bajas occidentales están en peligro crítico, lo que hace que esta pérdida sea particularmente trágica. Esperamos que la gente aprenda de esta prueba y nos demos cuenta de que hay algo profundamente arcaico y mal acerca de mantener a otros seres vivos para la diversión.

¿Puede el incidente en el zoológico de Cincinnati tener un impacto en otros zoológicos de los EE.UU. o en el mundo?

La muerte trágica de este gorila era prevenible, y el incidente debe motivar a todos los zoológicos a reconsiderar el cruel negocio de confinar a los animales. Las lesiones y muertes de seres humanos y animales por igual están muy extendidas en los zoológicos, donde a los animales se les niega todo lo que es natural e importante para ellos; todo por unos pocos segundos de diversión para los clientes. Si los zoológicos realmente quieren conservar la vida silvestre, deberían centrarse en la preservación de los hábitats de los animales en la naturaleza y dejar de mantenerlos en cautiverio.