Los abusos sexuales o violaciones cometidos sobre hombres son considerados desde este 1 de noviembre un delito en China, donde anteriormente este tipo de hechos no estaban penalizados.

La modificación del código penal chino con este cambio entró en vigor después de que fuera aprobada por la asamblea nacional popular en agosto pasado.

La nueva redacción del código penal indica que los asaltos sexuales sobre “otros” están penados con cinco años de prisión. Anteriormente, se empleaba la palabra “mujeres”, detalla la información.

El cambio legal se ha producido después de que varios casos de supuesta violación a hombres denunciados en los últimos años no pudieran ser juzgados, ya que el hecho no estaba considerado legalmente como delito.

Otro cambio que entró este domingo en vigor es la catalogación del sexo con prostitutas menores de edad como violación.