El presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Pierre Manigault, manifestó la preocupación de esta organización por la falta de justicia "total" en los asesinatos de los periodistas Narciso González y Orlando Martínez.

González desapareció el 26 de mayo de 1994, tras llamar a la población a la "desobediencia civil" en protesta por el desarrollo de las elecciones del 16 de mayo de ese año, puesto en entredicho por los observadores internacionales

Martínez fue asesinado a tiros en 1975 durante la época denominada "Los doce años de Balaguer" (1966-1978).

Durante su intervención en la inauguración oficial de la asamblea de medio año de la SIP en la localidad turística de Punta Cana, Manigault dijo que la organización sigue el proceso del caso del asesinato el año pasado del periodista local Blas Olivo, atribuido a una banda de delincuentes dedicada al robo en el norte del país.

Por otro lado, el presidente de la SIP alabó la decisión adoptada a principios de este año por el Tribunal Constitucional (TC) dominicano de eliminar las penas de prisión por delitos de palabra.

"Celebramos la noticia y sabemos que los periódicos de la Sociedad Dominicana de Diarios seguirán insistiendo para que se deroguen otros artículos que aún están vigentes", indicó.

En la inauguración de la asamblea de la SIP participaron el presidente dominicano, Danilo Medina, y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.